AGENCIA EFE/ Lo que empezó el lunes como un apagón que afectaba solo a estados del norte de México, el martes escaló a cortes de electricidad en casi todo el país.

La red eléctrica de México, abastecida por la estatal Comisión Federal de Electricidad (CFE) y productores privados, sufrió un «déficit de generación» de energía que afectó a millones de personas.

Primero, en los estados fronterizos con EE.UU. unos 4,8 millones de clientes de la CFE se quedaron sin luz la mañana del lunes. En unas horas, la falta de energía se extendió a 23 estados, con 5,9 millones afectados.

Después, la situación escaló a nivel nacional durante el martes, afectando a millones: los cortes programados alcanzaron a 26 de los 32 estados del país, en los que no hubo electricidad por periodos de menos de una hora.

Este miércoles por la mañana ya se había recuperado casi el 100% del servicio para los más de 42 millones de clientes de la CFE afectados en todo el país, pero el riesgo de más apagones no estaba descartado.