AGENCIA EFE/ Hospitales de Perú se quedaban el lunes sin camas en las Unidades de Cuidados Intensivos para atender a pacientes con COVID-19, según reportes oficiales, mientras las autoridades alertaban de un rebrote en el país.

Los centros de salud de Lima y Callao, un área que cuenta con casi 10 millones de habitantes, disponían de solo 16 camas UCI con ventilador, según datos recabados por la Defensoría del Pueblo.

En regiones de la costa norte del país todas las camas UCI ya estaban ocupadas, según la institución. Funcionarios del Ministerio de Salud no quisieron hacer comentarios.

“Estamos observando muchas cosas que ya son casi compatibles con eso (una segunda ola)”, dijo Luis Rodríguez, director general del Centro Nacional de Epidemiología, Prevención y Control de Enfermedades, a la radio local RPP.

Queremos ver en este momento es que eso no sea de la misma magnitud de la ola anterior (…) también en Loreto que inicialmente los compañeros de esa zona del país estaban bastante confiados por su estudio de prevalencia”, agregó.

La región amazónica de Loreto fue una de las más golpeadas por la primera ola de la pandemia en el país y, según un estudio local de seroprevalencia realizado a mediados del 2020, el 75% de la población de la ciudad de Iquitos ya contaba con anticuerpos para el coronavirus.