San Juan de los Morros / QUE EN PAZ DESCANSES FRANCO GERRATANA, el padre de mis 2 hermosas hijas Aniuska Vanessa y Anna Franchesca. Esta enfermedad, esta pandemia lo sorprendió como a muchos más en el mundo. 

Un hombre carismático, crítico, polémico, con sus errores como todo ser humano, a quien nunca le importó el que dirán, generó aciertos y desaciertos, por su perseverancia, su visión de futuro y mente progresista, ante los proyectos que se planteaba. En ese sentido, quedan muchos testimonios de su sensibilidad social. 

Por tanto, ante el regalo que Dios nos otorgó, nuestras hijas, me inspiro a reconocer   tus méritos.  Ahora bien, oportuno es elevar un mensaje a toda la colectividad, en el sentido de que debemos cuidarnos, que no es un juego.

Este virus mortal nos esta llamando a la reflexión de que somos muy frágiles, y que sólo dependemos de la Omnipotencia divina del Padre Celestial, creador del cielo y de la tierra. Si internalizáramos que la muerte forma parte de la vida, seriamos mejores hijos, mejores padres, mejores esposos o esposas, mejores personas.

Lo material no se lleva. Quedan los buenos recuerdos, las buenas obras, las buenas acciones. Por ello, quienes nos comprometemos al trabajo social, aunque no nos genere beneficios económicos, de verdad les digo, que deja muchas satisfacciones. Todos en la vida debemos esforzarnos por dejar un legado, que en nuestro paso por este corto camino, no solo dejemos una familia, sino también rastros como testimonio de nuestra presencia en este plano terrenal.  Gracias Franco Gerratana por la herencia que me dejaste, mis 2 hijas Aniuska Vanessa y Anna Franchesca y unos nietos hermosos Nicole Alessandra, Lurjaim Eduardo y Fabio José.  PAZ A TUS RESTOS. Ana Cecilia Bracho.