GUÁRICO / Jesús Solórzano, coordinador de Asociaciones Ciudadanas de Vente Venezuela en el estado Guárico, dijo este sábado que la juventud asume el compromiso y el reto de trabajar para que María Corina Machado sea electa como la líder de la oposición venezolana. Esto lo expuso luego de un encuentro con integrantes, en su mayoría jóvenes, de la directiva de esa tolda política en el municipio Las Mercedes de Guárico.

“Ya nos han traicionado muchas veces: 2013, 2015, 2016, 2017, 2019. Han sido los mismos actores, el G4, con la misma agenda, que es la cohabitación. La elección de 2023 es una oportunidad de quitar del medio a esa dirigencia que no ha cumplido con lo que queremos la mayoría de los venezolanos: salir de las mafias para construir, con libertad, un gran país”, expresó.

El dirigente, acompañado de Eudoro Padrino, coordinador de Organización del partido de la libertad en Guárico y de Jorge Marrero, enlace del equipo promotor de Vente Venezuela en el municipio Las Mercedes, subrayó la urgencia de que María Corina Machado asuma la conducción opositora: “De no ser así, se impondría de nuevo la lógica cohabitante, con una conducción política débil e infiltrada, que no hará nada por convertir a 2024 en un hito de nuestra lucha”.

La llama turquesa

Integrantes de la Dirección Ejecutiva Estadal de Vente Venezuela en Guárico sostuvieron también encuentros con miembros de esa organización en los municipios Chaguaramas y Leonardo Infante, donde en los próximos días serán juramentadas nuevas directivas.

En Chaguaramas, Lorena Laya, coordinadora municipal, aseguró que, además de la crisis humanitaria que sufre el país, la opacidad en el manejo de la alcaldía por parte de los llamados “alacranes” es un motor adicional que llevará a la ciudadanía a tomar las riendas de la lucha, con una conducción política firme.

Desde Valle de la Pascua, capital del municipio Leonardo Infante, el coordinador estadal del partido, Pedro Antonio de Mendonca, hizo un llamado a los guariqueños de todas las tendencias, edades, profesiones y oficios, a sumarse con responsabilidad a la lucha.

“Esta no es una lucha de María Corina o Vente solos. Esta es una guerra que nos declararon a todos, debemos ganarla. Solo así nuestros campos serán industriales y producirán mucha riqueza, nuestros centros de estudios ofrecerán una educación élite y nuestro sistema de salud será competitivo. Esta llama turquesa que hoy se prende con más fuerza representa eso: la ciudadanía organizada que hará que María Corina sea la conductora de toda esta fuerza”, finalizó.