El Nacionalista

13 de abril de 2024
00:15

En tiempos de COVID-19 Sectores del Municipio Roscio sufren para abastecerse de agua

El drama de vivir sin agua en Guárico

GUÀRICO / A 15 días desde el inicio de la cuarentena colectiva, las comunidades del Municipio Juan German Roscio Nieves o sólo experimentan el recrudecimiento de las restricciones de movilidad, la prestación de los servicios básicos (luz, telefonía y agua potable) es dramática en la mayor parte de los hogares.


Sobre la distribución del líquido, y por hablar de la capital, sectores de la como La Morera, Valle Verde los Aguacates, 1 de mayo, 14 de Marzo, Pariapan, Bicentenario entre oros reportan la falta de agua y conviven con el problema desde hace meses.

Ello ha convertido al lugar en un sitio clave para el negocio de las cisternas, que hacen su agosto a partir de la necesidad de sus habitantes, pues los requerimientos, en tiempos de coronavirus, se han incrementado aún más.

Agua indispensable

Las medidas de higiene se han tornado cada vez más fuertes en los hogares ante el temor de la propagación del COVID-19, que afortunadamente no ha hecho su aparición en la entidad.

Pero ante la sequía, ¿qué pasaría si llegasen algunos casos? ¿Está el área Capital de Guàrico preparada para afrontar la letal amenaza?

Son muchas las zonas donde todos están conscientes de las medidas sanitarias: nadie sale de casa sin el tapabocas y conocen que para entrar a un establecimiento deben estar prestos a recibir una porción de gel antibacterial, o plantarse a metro y medio del otro y no incurrir en aglomeraciones.

Pero qué pasa cuando se habla del agua, que escasea una barbaridad. Pues toca salir a buscarla de dos maneras, cargando tobos o cuanto recipiente se pueda transportar a casa, o comprando botellones a montón para cocinar y consumir.

Comparte este artículo.
Scroll al inicio