GUÁRICO / Tal como habían anunciado los promotores del referendo, fue prácticamente nula la participación en la jornada de manifestación de voluntades de este miércoles 26 de enero. En Guárico menos de 3 % del electorado se sumó a este llamado basado en un cronograma establecido por el Consejo Nacional Electoral (CNE) y que fue calificado como fraudulento.

Jesús Hurtado Power, Coordinador de Mover Guárico aseguró que el cronograma impuesto por el Consejo Nacional Electoral (CNE), con la habilitación de 1200 centros a nivel nacional, para el proceso de recolección de firmas de más de 21 millones de venezolanos es una incoherencia.

A su juicio, un proceso de gran envergadura como es revocar a un presidente con más del 80% de venezolanos exigiendo un cambio de gobierno, con un requerimiento de 4 millones 200 mil firmas para activar este mecanismo constitucional, condicionados a 1200 centros es matemáticamente imposible.

Además el coordinador informó que “En San Juan de los Morros capital guariqueña, el padrón electoral es aproximadamente de 99 mil personas, y solo habilitaron 1 centro de votación ¿cómo se garantiza la participación de todos los ciudadanos?”

Lo hicieron para ellos mismos validar su fraude, porque nosotros decidimos que en esas condiciones no se podía participar, porque era inviable desde todo punto de vista”, aseguró

Asimismo indicó que “hay comunidades donde es carente el servicio del transporte público que además el suministro de combustible es insuficiente  y el servicio eléctrico es muy inestable e intermitente, son demasiadas limitantes para recoger las firmas necesarias.

Todas estas irregularidades serán denunciadas ante instancias internacionales para “sentar otro precedente en la violación de los derechos políticos de los venezolanos”.

Por otra parte indicó que es incongruente, que para las elecciones internas del Partido Socialista Unidos de Venezuela (Psuv) se habilitarán 5.108 centros electorales nucleados y centralizados desplegados en todo el país, y contaron con la participación de 24.000 miembros de mesa preparados y formados técnicamente por el CNE para garantizar que el proceso sea transparente