AGENCIA EFE/ El pianista norteamericano de origen judío, Leon Fleisher , que durante décadas tocó únicamente con la mano izquierda a causa de una grave lesión en la derecha, ha fallecido este domingo en un hospital de Baltimore a los 92 años, según informó su hijo Julian.

«Mi padre murió. El último de su clase, fue un monje que trabajó en la Iglesia de la Música», dice su hijo, quien recomienda en el mismo tuit la lectura de un artículo sobre su padre que escribió en 2004 el crítico musical del New Yorker Alex Ross.

En la columna, Ross citaba al pianista, compositor, director de orquesta y maestro, un virtuoso como pocos, capaz de superar la adversidad de perder la movilidad de su mano derecha y seguir tocando, componiendo piezas sólo para la izquierda.»Hay tan pocas notas, pero tantas implicaciones», le dijo entonces.

Fleisher (San Francisco, 1928), comenzó sus estudios de piano con solo cuatro años y a los ocho ya había debutado con público. Tocó a los 16 con la New York Philharmonic y recibió clases de Artur Schnabel.

Allí, Fleisher se convirtió más tarde en un gran pedagogo, y sus discípulos, que lo adoraban, se referían a él como el «Obi-Wan Kenobi del piano», por el viejo y sabio yedi de Star Wars.