AGENCIA EFE/ La comunicación, el buen humor y la unión son las claves que la familia Cruz-Diez posee para poder llevar adelante la empresa artística que el maestro venezolano del Cinetismo, fallecido el 27 de julio de 2019, empezara a edificar en la década de los años cincuenta del siglo pasado. Caracas, Panamá, Miami y París son las ciudades desde las que los herederos del artista se mantienen unidos por el arte y la filosofía de Carlos Cruz-Diez. Y ahora, el cerebro creativo del proyecto se ha ido, ¿qué pasará con ese legado?

Hace casi un año que desde la casa-taller del artista en París se anunciaba su fallecimiento, instalando una sensación de duelo en el mundo del arte. Sin embargo, la familia que creció a su lado y junto a su trabajo, mantiene otra perspectiva de cara hacia lo que viene, pues varios de sus integrantes coinciden en que que el fundador de esta “tribu” era una persona visionaria, muy organizada, que siempre tenía la mirada puesta en el futuro. De hecho, su hijo, Carlos Cruz Delgado, o bien Carlos Cruz-Diez, Jr., se siente feliz de haber ayudado a que su padre partiera en paz.

Publicidad ND

Carlos Cruz-Diez, Jr.: «El taller sigue operando con sus actividades regulares» (CORTESÍA ATELIER CRUZ-DIEZ, PARÍS)

-¿Siente que su padre lo preparó para cuando ya no estuviera? Usted estará al frente de todo lo construido por él.
-Preparados estamos. Podría decir que lo he estado porque trabajé con papá mano a mano y hacíamos proyectos juntos. Pero toda la familia siempre ha estado muy involucrada y lo ayudamos a que se fuera tranquilo. Recuerdo que él me preguntó: “¿Hijo todo está controlado?, y yo le respondí: “Papá todo está bajo control”… Entonces se fue, estando lúcido hasta el último momento.

“A pesar de los retos que se nos puedan presentar con la ausencia de papá, el taller sigue operando con sus actividades regulares. En este momento hay varias obras en proceso, él dejo varios proyectos en camino e instrucciones precisas de cómo se realizarían; era una persona sumamente organizada con una visión de futuro increíble, con esas pautas y los proyectos a realizar, tenemos trabajo para varios años más.

Podemos decir que esa parte creativa de invención de Cruz-Diez no está, pero el taller continuará adelante fabricando sus obras.», agrega Carlos Cruz-Diez, hijo.