BOGOTÁ – COLOMBIA / Eddy Avila es un artista visual y tatuador venezolano con más de 10 años de experiencia en el campo creativo. Comenzó su carrera en 2011 como tatuador y en 2010 empezó como artista visual, enfocándose en la creación de obras con diversas técnicas como pintura, dibujo, escultura y arte digital.Eddy Avila, el presente y futuro del tatuaje y las artes visuales en Latinoamérica

«Soy un hombre tranquilo con una visión de la vida muy clara, soy muy entregado a lo que siento, me llena de pasión cada situación que se presenta en mi vida y trato de sacarle el mejor provecho. Me gusta utilizar la alquimia en mis sentimientos ya que busco la solución para ver cómo puedo transformar esa oscuridad en claridad», comenta.

A lo largo de su carrera ha trabajado arduamente para consolidar su marca personal con el fin de posicionarse como uno de los tatuadores más destacados de Venezuela. Además, ha participado en exposiciones individuales y colectivas en galerías de arte, ferias y eventos culturales dentro y fuera de su país de origen.

«Mi pasión por el tatuaje me ha llevado a abrir tres tiendas de tatuajes muy populares en Venezuela, entre ellas la exitosa tienda Navaja, donde he liderado un equipo de artistas tatuadores y he consolidado mi marca como referente en el mundo del tatuaje», agrega.

https://youtu.be/wm6zwr9NEic

Durante su trayectoria artística, Eddy Avila, ha ganado más de 20 premios internacionales en diferentes concursos de tatuaje y arte, galardones que han sido de gran motivación para seguir perfeccionando su técnica y explorando nuevas ideas y conceptos. De igual manera, ha sido invitado a participar en convenciones de tatuaje en diferentes países.Eddy Avila, el presente y futuro del tatuaje y las artes visuales en Latinoamérica

La Convención Internacional de Tatuadores en Bogotá, Colombia; el Tattoo Week de Sao Paulo, Brasil; el Ink Carnaval Fest en Barranquilla, Colombia; el Tattoo Fest de Guayaquil, Ecuador; y Mandinga Tattoo Expo de Buenos Aires, Argentina, son algunos de los territorios que han visto el talento en escena de Eddy Ávila. Adicionalmente, ha colaborado con otros artistas y creativos de talla internacional como el artista del tatuaje Yomico Moreno, el tatuador Alex Bruz y el modificador corporal Emilio González, famoso por la exitosa serie de televisión Tabú Latinoamérica de National Geographic.

Su más reciente exposición fue el desvelado / galería, en el bar Reina en Bogotá en donde entregó antes de irse del país un cuadro retrato de Gustavo Cerati a su mánager en Colombia: Julio Correal. Fue una exposición de todos los cuadros creados en cuarentena con diferentes conceptos.

https://www.instagram.com/p/Cl2I2-Pt45N/

Actualmente, Eddy Avila se encuentra realizando un seminario de óleo sobre lienzo para tatuadores profesionales y artistas visuales que quieran mejorar sus técnicas.

«Estoy trabajando en el desarrollo de material audiovisual sobre tatuajes y arte visual de forma online para quienes están lejos en otros países. Además, estoy planeando seminarios de tatuajes en Argentina, Chile, Panamá y República Dominicana», enfatiza el artista.Eddy Avila, el presente y futuro del tatuaje y las artes visuales en Latinoamérica

Durante los próximos meses, Eddie Avila planea terminar el desarrollo de la nueva colección de pinturas inspiradas en su esencia y el amor por lo greco romano que desde siempre lo ha cautivado y creado un vínculo para toda la vida con respecto a su estilo en las artes. En octubre, el artista venezolano lanzará su nueva colección de cuadros, destinados el 50% de ellos para una exposición en Roma, Italia con un colectivo de artistas, que llevan en el mismo nivel la sensibilidad y el amor por lo greco romano. Eddy también espera culminar, de forma presencial, proyectos que ya están en marcha en Estados Unidos. Finalmente, el artista anhela abrir su propia galería de arte y su primer estudio de tatuaje en territorio estadounidense.

«Una de las principales características de mi trabajo es la conexión en la fibra de cada persona que lo logra ver, llevando así en cada mente un universo distinto. Cuento mis relatos de vida en cada pincelada sobre el lienzo y el óleo es mi partner in crime a la hora de plasmar mis sentimientos», concluye el artista.