VENEZUELA/ Venezuela se ubicó nuevamente en el penúltimo puesto del Índice Internacional de Derechos de Propiedad 2021 (IPRI 2021).

Este es un instrumento que mide anualmente las garantías a la propiedad privada en una muestra de 129 países que abarca más de 90 % de la población mundial, de acuerdo con  la información emanada de Cedice-Libertad al presentar los resultados.

En efecto, el entorno legal y político venezolano fue el elemento peor evaluado para el país en el IPRI 2021, por sus siglas en inglés, estudio elaborado  por la Property Rights Alliance, constituida por 174 think tanks, entre los que se encuentra el Centro de Divulgación del Conocimiento Económico para la Libertad (Cedice Libertad).

El IPRI 2021 situó a Venezuela en el puesto 128 entre 129 países analizados. Solamente Haití registró un peor panorama de violaciones a los derechos de propiedad en el mundo.

Además del entorno legal y político, el IPRI también evalúa otros dos ítems: derechos de propiedad física y derechos de propiedad intelectual. En ambos, Venezuela resultó reprobada, al obtener menos de 5/10 puntos.

Esta baja evaluación es el resultado de las restricciones legales y ataques contra la libertad económica, la libre empresa y la propiedad privada, que continuaron en el país durante el confinamiento por la pandemia de COVID-19.

Sin embargo, a pesar de aparentes señales de “apertura” económica que, como se ha señalado en reiteradas oportunidades desde el Observatorio de Derechos de Propiedad (ODP) de Cedice Libertad, no han sido tales.

A nivel mundial, Nueva Zelanda encabezó el IPRI 2021, mientras que regionalmente Uruguay se ubicó como el país de Latinoamérica con la mejor situación de derechos de propiedad (puesto 22), seis puestos por encima de Chile, que durante años fue el Estado latinoamericano con más respetos por los derechos de propiedad.