VENEZUELA/ La escasez de diésel en el país hace presagiar un desabastecimiento de alimentos sin precedentes en Venezuela, alertó el presidente de la Unión Agrícola y Ganadera de los Andes (Unagandes), Antonio Escalona Araujo.

El dirigente agropecuario describió, que en el campo venezolano hay consternación entre los productores, al ver el silencio de los tractores por la falta de gasoil, pronunciamiento con el cual se une a los reclamos que han  venido formulando otros gremios como Fedecámaras, Conindustria, Consecomercio, Fedeagro, Fedenaga y Asoquim, entre otros.

“Con la llegada de las primeras lluvias, los agricultores comienzan a preparar y arar las tierras pero la falta de combustible impide a más del 90% de los productores iniciar las siembras”, precisó Escalona.

“El ciclo de invierno, es el más importante y productivo del año en Venezuela, está a punto de perderse puesto que no disponemos del diésel para movilizar la maquinaria en las labores de labranza, siembra, fumigación, cosecha y transporte”, agregó.

Advirtió  que los agricultores enfrentan fuertes dificultades para la siembra del maíz en más de un 90%.

Alertó, además, la pérdida que se avecina en la producción de leche, “ante la imposibilidad de conservación y traslado oportuno a las receptorías y empresas procesadoras”.

“Hoy menos del 10% de la población venezolana goza de seguridad alimentaria mientras que la mayoría de las personas presentan altos índices de desnutrición”, sostuvo el dirigente agrario.

Comentó que Venezuela es rica en energía con inmensos recursos naturales y grandes extensiones de tierra fértil, pero el sector agrícola y ganadero está paralizado por falta de combustibles e insumos.

Ratificó que las fincas siguen siendo  blancos de ataques, invasión, extorsión, abigeato, matraca, importación sin consulta ni control, falta de apoyo crediticio, insuficiencia de agroquímicos, semillas, maquinaria, repuestos y medicamentos entre otras adversidades.

Indicadores en alerta amarilla

El presidente de Unagandes reveló que los indicadores presentan señales de alerta en la disminución de algunos productos en los anaqueles de los mercados, centros de comercialización y expendios de alimentos.

“Hoy producimos sólo el 48% de la capacidad instalada de carne de pollo y la producción de huevos es de solo el 26%”, alertó Escalona.

Denunció, además, que “el sector azucarero posee el 75% de los centrales en manos del gobierno pero en su mayoría están paralizados o en su más baja capacidad funcional”.

Indicó que el 25% restante de las centrales azucareras opera bajo la administración privada pero también está en proceso de paralización por falta de gasoil “necesario para el traslado y molienda, dejando sin proceso a más del 60% de la zafra”.

Recordó que en el estado Portuguesa, los planes para cosechar más de 10 millones de toneladas de frijol chino, de alto contenido proteico, se perdieron ante la paralización de sus maquinarias por falta de gasoil.

“La pérdida de 50 toneladas de hortalizas es un hecho en el eje de los estados andinos por falta de gasoil”, afirmó el presidente de Unagandes, que agrupa a 236 productores de Táchira, Mérida, Trujillo, Maracaibo, Lara y Barinas.