VENEZUELA/ El presidente de la Sociedad Venezolana de Ingenieros Agrónomos, Saúl Elías López, informó que el país registra una «recuperación» importante en la producción de alimentos.

«Nosotros requerimos más o menos un millón 100 mil toneladas, el año pasado cerramos en más de 700 mil, pero en 2019 no teníamos ni la mitad de lo que requeríamos», dijo.

López destacó que hay un incremento «importante» en la producción de maíz, caña de azúcar, arroz y frijol chino.

«Este año también se proyecta un incremento en la superficie sembrada de maíz, de arroz y los principales rubros», acotó.

Insistió en que «hace falta generar mucha más confianza» y mayores esfuerzos en seguridad jurídica y personal para los trabajadores del campo.

Efectos de la guerra

López aseguró que la guerra entre Rusia y Ucrania hará más «difícil» que el país pueda cubrir el millón de toneladas mínimas de trigo anual que se requieren para el procesamiento de los alimentos.

Advirtió que «al disminuir la oferta considerablemente en el mundo eso va hacer que incrementen los precios».

Precisó que entre Ucrania y Rusia colocan en el mercado internacional 30% de la oferta exportable del maíz amarillo y 25% del trigo.

El ingeniero agrónomo resaltó que los países de la región más «susceptible» a los efectos de la guerra son Haití, Guatemala, Venezuela y Bolivia.

«Son los que tienen mayores niveles de inestabilidad en los sistemas alimentarios y que en este contexto le afectaría más dentro de la dinámica de comercio agrícola internacional», agregó.

Afirmó que «es importantísimo» que las naciones más vulnerables «hagan su esfuerzo en temas de reservas estratégicas» para paliar la crisis generada por la guerra.

destacó que antes del conflicto se registró un incremento de 116% en el precio de los fertilizantes.