VENEZUELA/ El director del Sistema Automatizado de Identificación, Migración y Extranjería (Saime), Gustavo Vizcaíno, indicó que el organismo está listo para atender a los venezolanos que viven en Colombia, una vez se restablezcan las relaciones bilaterales.

Los nexos con el vecino país fueron rotos por el gobernante Nicolás Maduro, en febrero de 2019, luego de que el entonces presidente Iván Duque reconoció al presidente de la Asamblea Nacional (AN) de 2015, Juan Guaidó, como presidente encargado de Venezuela.

Este jueves 11 de agosto, el director del Saime, en declaraciones a Unión Radio, puntualizó: «Estamos preparados para prestar apoyo a todo nuestro pueblo que hace vida en Colombia, esos equipos que estaban en la embajada y en los consulados están aquí en Saime, y hoy por hoy con el nuevo gobierno nosotros vamos a garantizar que en Colombia a través de nuestra embajada y consulado sea atendido, ya eso está en conversaciones, solo estamos esperando los anuncios del presidente Maduro de quiénes serán las autoridades diplomáticas».

Asimismo, el director del Saime expresó que cuando se reanuden las relaciones de Venezuela con Colombia, y el gobierno de Maduro designe a un embajador, entonces hablará con el representante diplomático «para mandar una comisión, instalar los equipos y comenzar a asignar citas».

En ese sentido, subrayó que la identificación de los venezolanos está garantizada y custodiada, a pesar de los inconvenientes técnicos que tuvo el portal en días recientes.

«La estructura, la plataforma, el hardware y el software del Saime está plenamente garantizada y custodiada», sostuvo Vízcaino. Dijo que no se repetirá el incendente con la caída de la plataforma del organismo, como ocurrió en junio pasado.

El director del Saime insistió en que el organismo «sufrió una falla técnica producto de las sanciones que tiene el Estado, un fabricante extranjero que se negaba a darnos el hardware y la licencia, esa es la gran verdad, esa es la falla que hubo, estuvimos negociando y logramos convencer a ese fabricante que nos tenía que otorgar la licencia y el hardware, porque dejar a un país sin identificación es una sanción sangrienta, es una locura lo que pretendieron hacernos».