VENEZUELA/ El presidente de la Cámara Petrolera de Venezuela, Reinaldo Quintero,  indicó que las refinerías Cardón y El Palito se han levantado con dificultades técnicas y que entre ambas se están produciendo entre 70 y 80 mil barriles diarios de gasolina.

Explicó en el espacio digital Vladimir a la Carta, conducido por el periodista Vladimir Villegas que «las sanciones y las autosanciones han afectado significativamente a la industria» petrolera.
«Las sanciones nos están afectando, sin sanciones Venezuela sería otra historia. También están las autosanciones, las acciones no tomadas a tiempo, aquellas que no le hemos dado prioridad y son la salida económica”, explicó.

Señaló que «toda la sociedad fue partícipe en la politización y deterioro de la industria petrolera», haciendo énfasis en que la sociedad venezolana ha sido corresponsable en la situación que atraviesa la industria. 
«Como venezolanos tenemos que afrontar nuestras responsabilidades. Toda la sociedad fue partícipe en la politización y deterioro de la industria. Tenemos que trabajar para levantar el país. Debemos entender que las cosas no son regaladas», expresó.

De cara al los años que vienen
«Lo que debemos hacer de aquí al futuro es lo que nos ayudará a cambiar esta realidad. No es izquierda ó derecha, es economía y trabajo», agregó e insistió en que la ruta debe ser cambiar de una «economía extractivista», a una economía de servicio. «Eso se logra con la participación de todos los venezolanos, transformando la materia prima en bienes y servicios», argumentó.

«Los venezolanos debemos enfocarnos en lo económico. Rehabilitar la refinería, acompañar la recuperación de producción, modernizar los sistemas de distribución de combustible. Crear confianza”, agregó. 


También dijo que el sector privado posee las herramientas que se requiere para la reactivación de la industria, y hace un llamado a un gran acuerdo nacional entre este sector y el público. 
Sobre la falta de gas que vive el país explicó que la producción del mismo está anclada al crudo, y «al caer está producción, falta el gas». 
Expresó no estar de acuerdo con los números que dio Rafael Ramírez, expresidente de Pdvsa, durante una entrevista realizada en el mismo espacio, indicando que «nosotros nunca consumimos 400 mil barriles al día. Rámirez sabía claramente que 150 mil barriles salían de contrabando», aseguró.