VENEZUELA/ El artículo 83 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela señala, entre otras cosas,  que “la salud es un derecho social fundamental, obligación del Estado, que lo garantizará como parte del derecho a la vida”.

Sin embargo, pese a de que la atención es gratuita en los centros  públicos, a la hora de realizar un diagnóstico médico para el despistaje de patologías y mejorar la condición del paciente, son limitados los estudios que se hacen en esos recintos, al menos en los del eje metropolitano del estado Anzoátegui.

10$ es el costo mínimo que pueden cancelar los  ciudadanos  por pruebas completas de laboratorio que los ayuden a dar con una correcta valoración.

Y es que en lo que a exámenes químicos se refiere, aunque existen algunos que se pueden conseguir a partir de $2 cada uno, como en el caso  de orina, heces, urea y glicemia; al sumarle la hematología completa, el monto puede alcanzar los $12.

En caso de que las pruebas sean de control, como las que ameritan las embarazadas, los precios pueden oscilar entre $23 y $37. Esto incluye también IgM Antitoxoplasna, HIV (SIDA) y VDRL, entre otras.

40 dólares
puede llegar a costar, en la zona metropolitana del estado Anzoátegui, el examen especial de Dimero D,
el cual se ha convertido en uno de los más solicitados durante la pandemia por Covid-19, ya que se utiliza para descartar la formación de coágulos sanguíneos.

Para observaciones nefrológicas de rutina, los análisis de laboratorio también pueden superar los $30. Así lo contó Carolina Sifontes, madre de una niña de cinco años, que pierde proteínas por la orina.

“Recientemente le hice todos los exámenes de control a mi hija, gracias a que mi esposo y yo veníamos reuniendo desde el año pasado y aunque teníamos todo calculado, nos resultó más caro, porque en lo que salimos de la consulta preguntamos por el precio y todo nos salía en $26; dejamos pasar una semana, porque mi hija tenía clases, y después nos salió en $34. No entiendo, cómo  estando los precios en dólares, pueden variar tanto. Gracias a Dios, nos encontrábamos prevenidos.  Aparte tuvimos que pagar $20 por un eco abdominal y todos los gastos se suman a la consulta que fueron $30”, mencionó.

El precio de una radiografía puede ir desde los $10, dependiendo de la forma de entrega del resultado y las proyecciones que el paciente necesite

Otros

Pero si la valoración depende de una imagen de rayos X, los anzoatiguenses también deben tener a la mano, mínimo, $10, que es lo que cuesta una placa sencilla en un local situado en el piso 2 del Centro Comercial Videmar, en la ciudad capital.

Francisco Agreda, uno de los encargados, manifestó que en caso de que el médico pida más proyecciones, cada una saldrá en $10; mientras que el informe se cobra adicional en $5.

“Las personas buscan realizarse mucho tórax, columna y cervical. El monto más costoso en que puede salir una placa es de $60, pero todo dependerá de la secuencia. Cada placa puede tener diferentes proyecciones”, aseveró.

La forma de entrega de los resultados también influye en algunos centros privados.

En el Instituto Diagnóstico Barcelona (Idiba), una radiografía de tórax puede salir en $12, si el paciente quiere la imagen en digital, en su teléfono; en disco compacto (CD) vale $15 y en láminas cuesta $17.

En cambio, si para la valoración se necesita un ecosonograma, los precios se consiguen con facilidad a partir de los $20. Así  cotizan ese  estudio en la Unidad Médica Ecográfica, C.A. (Umeca).

La secretaria, quien prefirió mantener su nombre en el anonimato, comentó que este es el precio en que ofrecen el servicio a nivel abdominal, renal y abdomino-pélvico. El mamario está en $30 y el transfontanelar en $40. Este último es el que le practican a los recién nacidos en la cabeza.

Dotación de los centros públicos
Recientemente el gobernador del estado Anzoátegui, Luis José Marcano, hizo una dotación de líquidos fijadores y reveladores que permitirían realizar 100 mil radiografías en  49 centros de salud de la región. Así lo dio a conocer por sus redes sociales.

Ante el bajo poder adquisitivo de los ciudadanos, el vigilante Germán Coa no pudo hacerse, hace menos de un mes, el estudio que ameritaba para descartar o confirmar si tenía una hernia abdominal, debido a un fuerte dolor de estómago.

“Fue muy desesperante porque fui al Centro Diagnóstico Integral (CDI) de Lechería  y no había eco. Fui al ambulatorio de Tronconal V y tampoco. Me dirigí a un centro pago y eran $40. Nunca me lo pude hacer. El médico me tuvo que poner un tratamiento y de ahí, santo remedio, no me dolió más.  Como yo soy cristiano, me oraron y me he curado poco a poco, porque dinero para hacerme estudios como estos, no tengo”, expresó.

Condiciones

Según el presidente del Colegio de Bioanalistas del estado Anzoátegui, Alexis Irigoyen, en el ambulatorio Alí Romero de Barcelona sólo están efectuando pruebas para descartar el COVID-19 y en el Hospital Universitario Dr. Luis Razetti hacen algunas como glicemina, VDRL y VIH (SIDA), más que todo en el caso de pacientes hospitalizados.

“Es decir, un pre-operatorio que pueden hacer igualmente en el banco de sangre, donde  realizan los exámenes necesarios para las trasfusiones”, señaló.

Ante esta realidad, mencionó que los laboratorios privados, a pesar de los precios que manejan, son los que están dando la batalla.

“Por ejemplo, las pruebas de COVID no todos los centros públicos las están haciendo, lo que significa que una persona que sienta los síntomas y tenga facilidades de pago puede ir a un privado. Porque también sucede que en los laboratorios públicos, si usted presenta síntomas o sospecha, debe ser evaluado primero por el médico y si él considera que en realidad se le debe hacer la prueba, da la orden, de lo contrario no la realizan. En los laboratorios privados puedes ir sin orden y las pruebas salen entre $40 y $50, de ahí en adelante”, señaló.

Irigoyen reconoció que el Gobierno empezó a mostrar más interés en la salud de los venezolanos, en este contexto de los anzoatiguenses, pues, al parecer, está gestionando para acondicionar y equipar los laboratorios.

Entre $20 y $40 cuesta una ecografía en la zona metropolitana de Anzoátegui.

Solidaridad

Las condiciones del sector público llevaron al médico ecografista Abner Camacho a renunciar a este sistema, para dedicarse a la realización de jornadas especiales en el eje metropolitano.

Como ubicación principal dispone de su Centro Salud Al Día, que funciona en el centro comercial Yrene, en la avenida 5 de Julio de Puerto La Cruz. Allí existe una estructura conformada por una red de promotores de salud, red de médicos afiliados, licenciadas en Enfermería y líderes comunitarios.

Por cada estudio ecográfico:

El precio de una radiografía puede ir desde los $10, dependiendo de la forma de entrega del resultado y las proyecciones que el paciente necesite

Otros

Pero si la valoración depende de una imagen de rayos X, los anzoatiguenses también deben tener a la mano, mínimo, $10, que es lo que cuesta una placa sencilla en un local situado en el piso 2 del Centro Comercial Videmar, en la ciudad capital.

Francisco Agreda, uno de los encargados, manifestó que en caso de que el médico pida más proyecciones, cada una saldrá en $10; mientras que el informe se cobra adicional en $5.

“Las personas buscan realizarse mucho tórax, columna y cervical. El monto más costoso en que puede salir una placa es de $60, pero todo dependerá de la secuencia. Cada placa puede tener diferentes proyecciones”, aseveró.

La forma de entrega de los resultados también influye en algunos centros privados.

En el Instituto Diagnóstico Barcelona (Idiba), una radiografía de tórax puede salir en $12, si el paciente quiere la imagen en digital, en su teléfono; en disco compacto (CD) vale $15 y en láminas cuesta $17.

En cambio, si para la valoración se necesita un ecosonograma, los precios se consiguen con facilidad a partir de los $20. Así  cotizan ese  estudio en la Unidad Médica Ecográfica, C.A. (Umeca).

La secretaria, quien prefirió mantener su nombre en el anonimato, comentó que este es el precio en que ofrecen el servicio a nivel abdominal, renal y abdomino-pélvico. El mamario está en $30 y el transfontanelar en $40. Este último es el que le practican a los recién nacidos en la cabeza.

Dotación de los centros públicos
Recientemente el gobernador del estado Anzoátegui, Luis José Marcano, hizo una dotación de líquidos fijadores y reveladores que permitirían realizar 100 mil radiografías en  49 centros de salud de la región. Así lo dio a conocer por sus redes sociales.

Ante el bajo poder adquisitivo de los ciudadanos, el vigilante Germán Coa no pudo hacerse, hace menos de un mes, el estudio que ameritaba para descartar o confirmar si tenía una hernia abdominal, debido a un fuerte dolor de estómago.

“Fue muy desesperante porque fui al Centro Diagnóstico Integral (CDI) de Lechería  y no había eco. Fui al ambulatorio de Tronconal V y tampoco. Me dirigí a un centro pago y eran $40. Nunca me lo pude hacer. El médico me tuvo que poner un tratamiento y de ahí, santo remedio, no me dolió más.  Como yo soy cristiano, me oraron y me he curado poco a poco, porque dinero para hacerme estudios como estos, no tengo”, expresó.

Condiciones

Según el presidente del Colegio de Bioanalistas del estado Anzoátegui, Alexis Irigoyen, en el ambulatorio Alí Romero de Barcelona sólo están efectuando pruebas para descartar el COVID-19 y en el Hospital Universitario Dr. Luis Razetti hacen algunas como glicemina, VDRL y VIH (SIDA), más que todo en el caso de pacientes hospitalizados.

“Es decir, un pre-operatorio que pueden hacer igualmente en el banco de sangre, donde  realizan los exámenes necesarios para las trasfusiones”, señaló.

Ante esta realidad, mencionó que los laboratorios privados, a pesar de los precios que manejan, son los que están dando la batalla.

“Por ejemplo, las pruebas de COVID no todos los centros públicos las están haciendo, lo que significa que una persona que sienta los síntomas y tenga facilidades de pago puede ir a un privado. Porque también sucede que en los laboratorios públicos, si usted presenta síntomas o sospecha, debe ser evaluado primero por el médico y si él considera que en realidad se le debe hacer la prueba, da la orden, de lo contrario no la realizan. En los laboratorios privados puedes ir sin orden y las pruebas salen entre $40 y $50, de ahí en adelante”, señaló.

Irigoyen reconoció que el Gobierno empezó a mostrar más interés en la salud de los venezolanos, en este contexto de los anzoatiguenses, pues, al parecer, está gestionando para acondicionar y equipar los laboratorios.

Entre $20 y $40 cuesta una ecografía en la zona metropolitana de Anzoátegui.

Solidaridad

Las condiciones del sector público llevaron al médico ecografista Abner Camacho a renunciar a este sistema, para dedicarse a la realización de jornadas especiales en el eje metropolitano.

Como ubicación principal dispone de su Centro Salud Al Día, que funciona en el centro comercial Yrene, en la avenida 5 de Julio de Puerto La Cruz. Allí existe una estructura conformada por una red de promotores de salud, red de médicos afiliados, licenciadas en Enfermería y líderes comunitarios.

Por cada estudio ecográfico: mamario, renal, abdominal, tiroideo, prostático, pélvico y partes blandas cobra $5.

“Viene gente de todas partes: Cantaura, El Tigre, Barcelona, San Mateo, Anaco, Sucre, etcétera, por los bajos costos de nuestros servicios. Imagínate, un ecosonograma mamario en una clínica privada muy reconocida sale en $80. Somos los que ofrecemos servicios médicos técnicos asistenciales al más bajo costo”, aseveró.

Adicionalmente, Camacho destacó que los fines de semana llevan los operativos a  comunidades de todos los estratos sociales.

“Renuncié al sistema de salud público para dedicarme a estas jornadas por la situación país, la pérdida del poder adquisitivo del venezolano y la ausencia de estos servicios en el sistema de salud público. Esto ha sido una ventana de auxilio, ayudar a nuestros pacientes. Seguimos generando bienestar. Nuestra proyección es abarcar atención médica en todo el estado para partir a otras partes de Venezuela, que también piden a gritos nuestras jornadas”, expresó.

Camacho comentó que en cada jornada atiende entre 60 y 100 pacientes y la empresa suele apoyarse en los líderes de las comunidades hasta para exonerar casos sociales, que de verdad no cuentan para pagar esos $5.

, renal, abdominal, tiroideo, prostático, pélvico y partes blandas cobra $5.

“Viene gente de todas partes: Cantaura, El Tigre, Barcelona, San Mateo, Anaco, Sucre, etcétera, por los bajos costos de nuestros servicios. Imagínate, un ecosonograma mamario en una clínica privada muy reconocida sale en $80. Somos los que ofrecemos servicios médicos técnicos asistenciales al más bajo costo”, aseveró.

Adicionalmente, Camacho destacó que los fines de semana llevan los operativos a  comunidades de todos los estratos sociales.

“Renuncié al sistema de salud público para dedicarme a estas jornadas por la situación país, la pérdida del poder adquisitivo del venezolano y la ausencia de estos servicios en el sistema de salud público. Esto ha sido una ventana de auxilio, ayudar a nuestros pacientes. Seguimos generando bienestar. Nuestra proyección es abarcar atención médica en todo el estado para partir a otras partes de Venezuela, que también piden a gritos nuestras jornadas”, expresó.

Camacho comentó que en cada jornada atiende entre 60 y 100 pacientes y la empresa suele apoyarse en los líderes de las comunidades hasta para exonerar casos sociales, que de verdad no cuentan para pagar esos $5.