VENEZUELA/ Armando Chacín, presidente de la Federación Nacional de Ganaderos (Fedenaga), dijo que es «preocupante» la noticia del aumento de diésel ya que esto impactará en los costos de producción.

«Tenemos más de un año tratando de buscar cómo mantener nuestra operatividad en las unidades de producción», dijo Chacín.

Aseguró que aunque la carne y la leche de Venezuela son las más económica de Latinoamérica; el aumento del precio de la gasolina y el gasoil hará que sea difícil mantener esos precios.

Por eso recalcó que la estructura de costos debería tener precios internacionales si se está internacionalizando el precio del diésel.

Chacín afirmó que en Colombia consiguen el combustible mucho más barato pero no es viable mantener las operaciones teniendo que importar una gran cantidad de productos.

Por otro lado, lamentó que al subir los precios menos venezolanos podrán adquirir los productos, debido a la crisis económica que vive el país y que tiene al 94 % de la población en pobreza (según el último informe de Encovi).

Finalmente, recordó que para reconstruir el sector agropecuario se necesitan en su primera etapa más de 10 mil millones de dólares; «una cifra imposible hoy en día sin que puedan entrar inversionistas extranjeros o nacionales, que no lograremos si no hay confianza».