En medio de una caída histórica de la producción petrolera (644 mil barriles se producen actualmente) la estatal Petróleos de Venezuela (Pdvsa) tomará fuertes sus medidas de austeridad, que contemplan ajustes como la “suspensión de alquileres de vehículos blindados”, y señala como requisito que el presidente de la estatal apruebe las estadías en hoteles. Los trabajadores tienen prohibido cobrar a la industria petrolera gastos de alimentos, lavandería y estacionamiento.

Lea que así está el país: Crisis en Venezuela

En las bases del presupuesto, al que tuvo acceso la agencia Reuters, también se pide a los empleados que reduzcan los viajes de negocios al exterior y “usen videoconferencias para evitar costos”. Exhorta al personal a “reducir al máximo los gastos de refrigerios, papelería, suministros de oficina, fotocopias, impresión y encuadernación”.

Esto llego para quedarse: Noticias Guárico

“Cualquier tipo de entretenimiento, eventos sociales o patrocinios están suspendidos, a menos que lo autorice el presidente de Pdvsa”, agrega el documento.