VENEZUELA / Los subsidios “indirectos” de la administración de Nicolás Maduro con la gasolina “solo crean distorsiones, desequilibrios económicos que favorecen a la corrupción, al bachaqueo y al contrabando de extracción”, alertó este martes el diputado Alfonso Marquina.

Ante la crisis que se refleja en colas kilométricas en todo el país para conseguir combustible, los parlamentarios apostaron una vez más por la implementación de un Gobierno de Emergencia Nacional.

Rechazaron el aumento de la gasolina en dólares, en vista del salario mínimo del venezolano que en la actualidad es de 400 mil bolívares.

“En 1998 se producían 3 millones de barriles diarios, hoy las refinerías están paralizadas. Destruyeron Pdvsa y ahora quieren victimizarse y culpar a otros de los graves problemas de la industria petrolera del país”, recordó entre tanto la diputada Desiree Barboza.