VENEZUELA/ El presidente de la Cámara de Juguetes de Venezuela, Antonio Domínguez, señalo que el sector no ha escapado de la realidad del país y está haciendo muchos esfuerzos para atender al público venezolano. “Un año muy duro, que hemos estado la mitad sin poder trabajar, pero estamos esperando que diciembre que está llegando nos sea favorable a todos”.

Resaltó que la pandemia de coronavirus cambió todo, “nuestra forma de vivir y de comprar y en todo lo que es online y delivery hay un aumento considerable en sus operaciones, ahora en diciembre estamos operando de forma normal, el público comienza a acercarse también de forma normal, pero el delivery y lo online llegaron para quedarse”.

Insistió en que las normas de bioseguridad son muy importantes para proteger a los ciudadanos de posibles contagios de la covid-19.

Aseguró que el sector se ha preocupado por tener una gama de productos diversa para tratar de llegar a todos los niños del país. “Desde productos muy económicos hasta los de moda que se ven en televisión”.

Apuntó que se ha impulsado un sector muy importante denominado artesanal en el que destacan muñecas de trapo y juguetes de madera con precios accesibles.

“Estamos apostando todos a que diciembre nos permita hacer la caja para sacar la gaveta debajo del agua, porque es un sector bastante golpeado”, resaltó.

Señaló que están trabajando para que el Día de Reyes, el 6 de enero, tome relevancia dentro del mercado venezolano.  

Explicó que los juguetes clásicos como la bicicleta siempre se venden, pero los de moda van a la vanguardia y muchos de ellos son electrónicos. “La bicicleta ha estado más presente por la pandemia, pero siempre ha sido un regalo de navidad”.