VENEZUELA/ En el país se ha venido hablando de dolarización, pero lo que ha ocurrido es que hay un despelote en la política cambiaria, declara el doctor Héctor Mantilla, profesor universitario y asesor financiero.

El gasto público ha disminuido en una cantidad importante,  ya que el Estado no se está ocupando del aspecto social como en el pasado y, por lo tanto, ha hecho que la inflación baje y son las cifras que muestra la administración de Nicolás Maduro,  en un promedio de siete a diez por ciento mensual. 

La inflación, que está entre 600 y 700 puntos anuales, es la más alta de Latinoamérica, indicó. Pero, el problema no es solo la inflación, sino la pobreza de la gente.

Comentó que algunos de sus colegas economistas han hablado de que Venezuela tiene el ingreso más alto de la región porque habría que tomar en cuenta al 15 por ciento de la población, que son los únicos que pagan impuestos. Ellos suman cuatro millones de personas.

El resto, o sea el 85 por ciento de los venezolanos, no es considerada población activa, porque no tiene trabajo permanente.

Esa es una burla, tomando en cuenta que la economía lo que persigue es lograr el bienestar de la población. Ahora la pregunta que debemos hacerle al gobierno es:¿ha bajado la pobreza en Venezuela? ¿Cómo es que el 92 por ciento de los venezolanos vive con el 8 por ciento de los ingresos que produce el país, mientras el resto, el 8 por ciento,  percibe el 92 por ciento de la riqueza venezolana?  ¿Dónde está lo equitativo del socialismo del siglo 21? Indudablemente, es el esquema más perverso y cruel contra  el ser humano.

Aquí no puede haber recuperación económica mientras no haya inversión y no habrá inversión si no hay confianza, pero, lamentablemente, este régimen no cuenta con la confianza.