VENEZUELA/ Los apagones fluctuaciones que se registran con frecuencia en Lara y que no se dan bajo la programación del Plan de Administración de Cargas (PAC) de Corpoelec, pasan factura a los larenses, cuyos equipos electrodomésticos comienzan a deteriorarse y para repararlos deben disponer de hasta 60 dólares.

Siendo la nevera, el televisor y el microondas tres de los artefactos que más sufren por los cortes de luz, larenses destacan que las reparaciones de los mismos rompen el bolsillo y desbarajustan sus presupuestos, que en un plan inicial están destinados a cubrir necesidades básicas como alimentación.

“En mi casa se dañó el microondas hace un tiempo y no lo he mandado a reparar porque no he podido, el técnico me está cobrando 5 dólares para revisarlo y si lo voy a mandar a reparar tengo que disponer de al menos 20 dólares más”, dijo Alexis Escobar.

En años anteriores, los larenses recurrían a botar los aparatos que se dañaban, los vendían para reparar otros equipos o se compraban uno nuevo, ahora esta es una opción que aplica una minoría de personas. Ejemplo, en el caso de una nevera nueva sin escarcha, en los comercios se puede comprar en 500 dólares las sencillas, mientras que usada la misma se puede conseguir hasta en 300 dólares.

“Antes si se dañaba un aparato uno compraba uno nuevo, pero ahora ni siquiera tenemos para mandarlos a reparar”, comentó Luis Jiménez, quien destacó que en su vivienda se dañó el televisor.

Otro de los problemas a los que se han tenido que enfrentar los larenses cuando se les daña un aparato es al deterioro de las conexiones, debido a que por el alto voltaje no resisten y se funden, así que además de mandar a reparar el electrodoméstico, también se deben cambiar los sistemas del cableado.

Alfredo Soto, quien vive en la Ruezga Norte, contó que producto a los apagones se le dañó el aire acondicionado, pero además de esto, también se le quemaron los cables donde estaba instalado.

“No sólo se me dañó el aire acondicionado, sino también los cables se quemaron, ahora todo me va a salir más caro porque aparte de mandarlo a reparar, también debo comprar cable y buscar a un electricista”, comentó.

Larenses piden a entes gubernamentales el planificar los cortes de luz en la entidad, considerando que la ventaja de que uno de los despachos de energía se encuentra en el estado, para así evitar que se les sigan dañando los artefactos domésticos y comercios.