VENEZUELA / Una reducción del 13,9% registró el patrimonio total del sistema bancario venezolano al cierre del mes de septiembre, en comparación con el mes precedente, revela el Informe Bancario de Aristimuño Herrera & Asociados, que reporta sin embargo, un aumento de 18.805,8% en comparación con el mismo período del año pasado.

De acuerdo con la información de la firma consultora, la banca cuenta con un patrimonio consolidado de 23.811.046.007 miles de bolívares. En solo un mes, la reducción fue de 3.832.246.411 miles de bolívares, producto de una serie de factores, entre los que destacan las desaceleraciones de las captaciones del público y la cartera de crédito, junto con un enorme y constante incremento de los gastos financieros, administrativos y de personal, así como el impacto negativo de la agresiva política de encaje legal.

Los problemas para cumplir con el encaje legal ordinario de 57% y el de 100% sobre el saldo marginal son muy graves. Fuentes del sistema financiero señalan que las penalizaciones son sumamente elevadas. Son cifras mil millonarias, según ha trascendido, que la mayoría de las entidades debe pagar mensualmente.

A pesar de su monto billonario en moneda local, la banca cuenta con un patrimonio de 1.165,7 millones de dólares, al tipo de cambio oficial del pasado 30 de septiembre. Para que se tenga una idea de lo que esta cifra representa, el patrimonio consolidado del sistema bancario boliviano fue de 2.719 millones de dólares al cierre de agosto pasado; el de la banca de Costa Rica, a septiembre pasado, se ubicó en 5.320 millones de dólares; en Ecuador fue de 5.247 millones al mes anterior; el patrimonio del sistema peruano ascendió a 14.509 millones de dólares en junio; el de la banca en Panamá se ubicó en 12.575 millones de dólares a julio pasado.

Según las muy atrasadas estadísticas consolidadas de la Federación Latinoamericana de Bancos, el patrimonio de la banca venezolana a septiembre fue, de lejos, el segundo más bajo de América Latina, solo superando al de Nicaragua, en cifras de septiembre de 2018.

El resultado del patrimonio de septiembre es el peor saldo mensual del año y parece ser evidencia de un agravamiento de la situación de la banca, muy presionado, como ya se ha dicho, por la baja sostenida de la intermediación financiera y la pérdida de rentabilidad. El patrimonio había crecido 62,4% en agosto; 55% en julio y 1.039,9% al cierre del primer semestre.

ROE en caída

La rentabilidad sobre el patrimonio (ROE, por sus siglas en inglés) del sistema bancario en septiembre se contrajo en 1,82% y anualizado con respecto al mismo mes del año pasado este indicador bajó 8,24%.

Si se mira el comportamiento del ROE por estratos, el resultado es aún más negativo. Los 10 primeros bancos perdieron 8,35% de rentabilidad patrimonial en septiembre con respecto a agosto, y 370,48% en el año transcurrido desde septiembre de 2018. El resto del sistema reportó bajas mensuales y anualizas de 8,41% y 742,44%, respectivamente.