VENEZUELA/ La situación del trigo en Venezuela «sigue igual» y los trabajadores del sector están muy afectados por al importación del producto terminado, indicó este martes Juan Crespo, presidente de Fetraharina. Lamentó el elevado costo del pan canilla y del pan de jamón, y lo atribuyó a la crisis del sector.

Todo el producto viene terminado y eso ha traído como consecuencia «una competencia totalmente desleal». Un kilo de pasta proveniente de Irán cuesta 0,70 y producido en el país cuesta 1,30 dólares, contrastó.

Los molinos trabajan a  50% de la capacidad instalada, e incluso hay molinos en los que queda solo 10%. «No sé cuánto costará un pan de jamón en la temporada navideña», ya va por el orden de los 15 dólares.

Los trabajadores están «matando tigres», resaltó en entrevista con Unión Radio.

La mejor salida sería que los empresarios puedan traer libremente su trigo, y no que siga el monopolio del Estado, acotó. Por otra parte Crespo apuntó que no se justifica que el trigo llegue a Puerto Cabello, porque esto encarece el costo de los productos. Si se busca la alternativa del transporte «es más barato», subrayó, e insistió en que se reactive el puerto de La Guaira.