VENEZUELA/ Maximiliano Pérez, coordinador nacional de la Federación Nacional de Caficultores de Venezuela, considera como una «estrategia publicitaria falsa» el anuncio de la exportación de 210 toneladas de café que realizó el gobierno regional de Lara.

Según Pérez, la cantidad exportada equivale a 4.883 quintales de café, lo que parece insignificante comparado con los 300 mil quintales al año que procesaban las dos torrefactoras más grandes de Venezuela. También asegura que el sector cafetalero nacional desconoce cuales sean las empresas que se están beneficiando de estas exportaciones.

Además, comentó que de ser ciertas las importaciones, los productores se estarían beneficiando del precio internacional del quintal de café, el cual se encuentra en $235. Mientras que en Venezuela deben vender los quintales a $80.

Por otra parte, Pérez manifestó que la producción de café en el país registró un descenso histórico debido a la falta de combustible, lo que dificulta el proceso de secado y el traslado del producto a los centros industriales y comerciales.

«No hay cifras oficiales, pero las estimaciones del sector señalan que este año se produjeron entre 100 mil y 150 mil quintales de café.» expresó el coordinador nacional de la Federación Nacional de Caficultores de Venezuela a La Prensa de Lara.

Debido a la poca producción, estiman que más del 94% del café que se consume en el país es importado de Nicaragua, Honduras, Brasil y Costa Rica.