VENEZUELA/ La implementación de un salvoconducto que sería entregado al conductor un vehículo, luego de verificada la carga, sería un instrumento que se convierta en una garantía para evitar la matraca y extorsión que en estos momentos se produce en los puntos de control, propone el presidente de Fedeagro, Celso Fantinel.

El líder de los agricultores sostiene que es «deplorable» lo que está pasando en las alcabalas del país. Asegura que más de 500 unidades cargadas de hortalizas, de frutas, verduras se ven afectadas por la problemática de oficiales que incurren en ilícitos en dichos puestos de control.

«Las autoridades en Caracas realmente no han podido hacer nada, y hablamos que todas las semanas estos amigos que nos apoyan con el transporte para llevar alimentos a los grandes centros de consumo, que son las ciudades, deben pasar por esas alcabalas, imagínense si nos ponemos a denunciar a todos los oficiales policiales, a todos los oficiales militares, que incurren en el ilícito en las alcabalas».

Fantinel propone, que «habría que eliminar, posiblemente un altísimo porcentaje de esas alcabalas y ni hablar de los reductores de velocidad».

En cuanto a los reductores de velocidad el gremialistas subrayó «cómo un país va a ser eficiente si lo que estamos haciendo es destruir las unidades de transporte, estamos destruyendo nuestros vehículos personales, vehículos de trabajo de los productores, con cientos de miles de reductores de velocidad, realmente se pudieran adoptar otras medidas», asegura.

Fantinel expresó que para nadie es un secreto que, Fedeagro y sus asociaciones (sobre todo las del occidente, la Región Andina, Mérida, Táchira, Trujillo) han batallado para llegar acuerdos que permitan solventar la problemática.

«Vemos alcabalas hasta móviles, inclusive, parando sobre todo a los alimentos, y en este caso también no es solo los alimentos, también hay que ver el transporte público, lo que pasan estos chóferes de transporte público cuándo no pagan y realmente le mandan a bajar a todas las personas están en el autobús», precisó.

Fantinel afirmó que esperan que desde el Ministerio de Relaciones Interiores, los propios oficiales altos mandos de policías también nos pongamos de acuerdo. «Creo que una de las medidas que pudiéramos utilizar es el caso de cuando tienes un nicho tan importante de carga y de alimentos, como lo es La Grita y El Cobre, donde salen más de 500 unidades de transporte cargadas de frutas y verduras, se pudiera refrendar ahí, se pudiera verificar la carga, se pudiera llevar ya un salvó conducto con cuerpos especiales».

«Consideramos que en el lugar de origen debería ya generarse un salvoconducto, hacer un chequeo, porque ya se conocen los productores, los transportistas, los ferieros, los intermediarios, los supermercados (…) imagínese que solo 45 alcabalas hay de la Grita a Caracas (…) un viaje que dura 18-20 horas, puede durar 36 horas y entonces ahí es donde se dañan las hortalizas, la cadena de frio es muy débil».

Fantinel ratificó la necesidad de establecer acuerdos en cuanto a la problemática, ya que es difícil pensar en llevar frutas y verduras con cadena de frio y que en cada alcabala les manden a bajar todas las frutas y verduras, en Fedecámaras Radio.