VENEZUELA/ El director del rubro arroz de la Confederación de Asociaciones de Productores Agropecuarios de Venezuela  (Fedeagro), Roberto Latini, denunció que la escasez del diésel en las zonas agrícolas se ha vuelto dramática, estima que hay más de 13.000 hectáreas de leguminosa pérdidas. 

A esto se le suma 400.000 toneladas de azúcar que no pudo ser recolectada y llevada a los centrales azucareros. En una nota de prensa, Latini explicó que este mes de mayo se inicia el ciclo de invierno, el más importante de la actividad agrícola venezolana, donde se planta el maíz y el arroz, dos alimentos de la dieta importante del venezolano y no disponen de ningún combustible para poder iniciar esta labor. 

Desde Fedeagro han propuesto varias medidas para paliar la crisis del combustible, entre ellas priorizar lo poco que se tiene y orientarlos hacia los sectores más importantes para el sostenimiento de la alimentación, la salud, el transporte y la generación de la energía eléctrica.

Finalmente, pidió a las autoridades competentes que no se desvíe el combustible hacia terceros países porque Venezuela necesita toda la atención necesaria y los recursos disponibles para que las actividades económicas se desarrollen de la mejor manera posible.