VENEZUELA/ Celso Fantinel, presidente de la Confederación de Asociaciones de Productores Agropecuarios de Venezuela (Fedeagro), aseguró que el sector está en un proceso de recuperación, insistiendo en que luego de una caída en rubros tan importantes como el maíz y hortalizas de más del 70%, están recuperando terreno.

Destacó que el fantasma del desabastecimiento no va a volver y hay que generar confianza en el sector agropecuario del país.

Fantinel indicó que los hortaliceros cancelan hasta 4 veces menos de lo que los consumidores pagan en anaquel, advirtiendo que si el país tuviera mejores condiciones, el consumidor pagaría 30 o 40% menos en alimentos.

Recordó que esta nueva orden y la escasez del diesel se da en medio de un entorno muy difícil con las importaciones sin aranceles, sin embargo, señaló que con la ayuda del gobierno han logrado frenar estas importaciones desproporcionadas.

«¿Cómo incorporamos nuevas áreas de siembra sin apoyo financiero?» añadió.

Por su parte, Rodrigo Agudo, director del Instituto Venezolano de la Leche y de la Carne y asesor alimentario de la Federación Nacional de Ganaderos de Venezuela (Fedenaga), resaltó que por ley, el Estado debe garantizar la seguridad alimentaria, dándole preferencia a la producción nacional, cosa que no ha hecho.

«El futuro nuestro no es reconstruir a Venezuela, es construir una nueva donde el sector agroalimentaria va a ser uno de los ejes de desarrollo del país porque el petróleo solo no puede garantizar el desarrollo» acotó.

Recalcó que Venezuela tiene el poder de abastecer el 70% de las necesidades nutricionales a los efectos de la salud alimentaria y exportar para generar las divisas e importar el 30% restante.

«Hoy el venezolano consigue productos hechos en el país, pero tras el gran esfuerzo de los productores. Para eso necesitamos un sistema financiero que no existe y velar por su calidad» dijo.