VENEZUELA/ Además de la crisis con los insumos como semillas, fertilizantes, agroquímicos, repuestos para las maquinarias, falta de gasolina y de diesel, los productores agrícolas venezolanos, ahora tienen que enfrentarse al contrabando de rubros como las hortalizas y otros rubros,  procedentes Brasil y de Colombia que llegan al país en forma directa y sin pagar ningún tipo de tributo.

La información la dio a conocer el primer vicepresidente de la Federación de Asociaciones de Productores Agrícolas de Venezuela (Fedeagro) Celso Fantinel, quien asegura que la crisis de combustible en el interior del país es tan dramática, que ya los usuarios no pierden el tiempo haciendo las colas en las estaciones de servicio, sino que de una vez acuden al mercado negro, donde pagan entre 2 y 3 dólares por litro.

Advirtió asimismo, que hoy se están enfrentando a un severo problema de transporte, porque están llevando el combustible a los pueblos del interior, están condicionando el servicio, ya que si llevan gasolina no llevan diesel y esto representa un verdadero problema para los agricultores, ya que las maquinarias en los predios, en su gran mayoría operan con diesel.

Señala que están en los umbrales de unas cosechas menguadas, que están en niveles de 1960 y 1970 y se van a presentar dificultades para poderlas sacar, porque el diesel no solo se utiliza para los tractores, cosechadoras, sino también para las unidades de transporte que van a traer el maíz y el arroz desde los campos hasta los silos donde van a ser acondicionados, recordando que los equipos que se utilizan para acondicionar esos granos, operan con diesel.

Entonces estamos viendo con mucha preocupación como esos inventarios de diesel no los estado teniendo en las reuniones agrícolas, sobre todo en los estado Lara, Cojedes, Portuguesa, Guárico y parte de Anzoátegui y Monagas y algo de Bolívar”, señaló el dirigente gremial.   

Al insistir en el tema de los insumos, revela que en los estados Trujillo, Mérida y Táchira desde hace aproximadamente tres años, entre el 70% y 80% de los insumos se adquieren en Colombia, debido a que Agropatria está en pleno declive, es una empresa quebrada, afirmando que en algunas zonas de la montaña se siembra no solo con semillas traídas del vecino país, sino reciclando la semilla, advirtiendo que ya no tiene el mismo potencial de producción, existiendo hoy productores que están sembrando para su subsistencia, ni siquiera para vender sus productos, sino para sobrevivir, advirtiendo que esto ha sido una desgracia porque se trata de microproductores que incluso, muchos están desapareciendo, admitiendo que en el caso de los cereales casi el 90% de la siembra de cereales es producto de un esfuerzo del sector privado, de las asociaciones afiliadas a Fedeagro quienes hicieron el esfuerzo de salir al exterior, comprar semilla, fertilizantes y agroinsumos.

Denuncia Fantinel que el abandono en cuanto a la prestación de los servicios públicos, tienen un déficit altísimo, señalando que sus propios vehículos son utilizados como ambulancias, para cargar agua, para transportar alimentos, indicando que la situación de muchos de los caseríos es realmente grave, denunciando que también en este sentido se ha retrocedido más de 60 años, manteniéndose la pobreza en el campo y el deterioro de la calidad de la vida de los trabajadores del campo, gracias a la centralización llevada adelante por el presidente Chávez que terminó de destruir todo lo que era la infraestructura rural, observándose hoy la vialidad y los puestos destruidos, asegurando que “Caracas es un oasis” en comparación con el resto del país, donde lo que se ve son pueblo y hasta ciudades grandes abandonadas.

En torno a las expectativas para el corto y mediano plazo, dijo que en maíz y arroz apenas se cubrirá un 20% del consumo, afirmando que en estos momentos en Venezuela hay más de 9 millones de personas pasando hambre; en café se cubrirá el 20%,  en caña de azúcar se sigue cayendo, indicando que entre todos los rubros no se supera entre el 20% y 25%, lo que quiere decir que para cubrir el otro 75% alguien lo va a tener que  importar.

Importando productos terminados

Denuncia el dirigente de Fedeagro, que en las zonas del oriente y Bolívar se está viendo en los anaqueles muchos productos terminados que entran por Brasil señalando que también está entrando contrabando de hortalizas desde Colombia.

“Allí tenemos esa guerra porque nosotros no podemos competir, no podemos producir como lo hacíamos hace diez años, la caída sostenida de la producción se debe en un 20% a 25%  a la caída del poder adquisitivo del venezolano, si tuviéramos dinero para salir a comprar estaríamos como hace tres años con anaqueles vacíos, pero como no hay dinero para comprar, eso nos pone a los productores a pensar, cuánto podemos sembrar más, cuánto queso, cuánta leche podemos producir, si luego tenemos esta competencia desleal importando alimentos terminados sin aranceles, sin IVA, de contrabando, generando una situación muy peligrosa para la producción nacional y de mucho cuidado”, afirmó Fantinel en Fedecámaras radio.