VENEZUELA/ El comportamiento del sector lácteo en los últimos tres meses ha sido similar al de los últimos años, sin embargo, la situación se ha agravado con el tema del diésel, dejando a su paso que a la fecha asociados, tengan sus plantas paralizadas.

El presidente de la Cámara Venezolana de la Industria Láctea (Cavilac), Roger Figueroa, dijo que eso, sumado la energía eléctrica, inseguridad, falta de gasolina y la falta de financiamiento, han hecho que se reduzca el porcentaje del 20% de producción con el que venían operando.

En cifras, refirió que Venezuela tiene en promedio una producción de5 a 6 millones de litros de leche diaria, mientras que el consumo está en 50 litros por persona año porque hay menos cantidad de leche. «Con la falta de diésel tenemos doble complicación porque no podemos conectarnos al sistema eléctrico, y además no podemos procesa

Mencionó que ciertamente diversos integrantes del sector han podido contactar a diversas autoridades en el país que los han podido ayudar, «pero es una ayuda que palidece respecto a las necesidades».

– Propuestas al Ejecutivo-

El presidente de Cavilac reiteró que han estado solicitando la posibilidad de que el Ejecutivo Nacional otorgue los permisos necesarios para que la industria particularmente importe los volúmenes de diésel que necesita para seguir trabajando pero no se ha logrado una respuesta definitiva.

A este escenario, se le suma la competencia desleal con la importación de productos lácteos, que afirma ha afectado la poca producción nacional.

Recordó que han estado buscando sistemáticamente con el Ejecutivo la reducción de volúmenes de importaciones de productos terminados, «y resulta ser que, atendiendo exactamente lo contrario, han extendido la cigencia de los productos importados» dijo a Fedecámaras Radio.