VENEZUELA/ El abogado laboral y director del Instituto de Altos Estudios Sindicales (Inaesin), León Arismendi, considera que solventar del problema que origina los bajos sueldos de los venezolanos, no depende del empleador ni del empleado, sino de la reactivación de la economía nacional.

A su juicio, el Estado cada día tiene «más limitaciones» para resolver la situación salarial. «Es indispensable que la economía se reactive para que pueda mejorar las remuneraciones».

«El país tiene que ponerse de acuerdo. Tiene que haber un diálogo entre el gobierno, los representantes de los trabajadores y los empleadores para emprender las decisiones que se tengan que emprender», dijo.

insistió en que es fundamental la «confianza» entre los sectores para poder reactivar la actividad productiva.