VENEZUELA/ Tito López, vicepresidente dela Confederación Venezolana de Industriales (Conindustria), considera que previo a la apertura de la frontera entre Colombia y Venezuela, al cabo de un año y unos meses, la industria debe estar pasando de 400 millones a 1.2 millones de dólares en comercialización fronteriza.

En entrevista con el periodista Alexis Rosas a través de Unión Radio 93.7 FM, prevé que el restablecimiento de relaciones entre ambos países va a ser beneficioso tanto para el Norte de Santander como para el estado Táchira.

“Creo que esto va a mejorar las condiciones con un poco más de libertad y recuperación de puestos de trabajos en ambas fronteras”, sostuvo.

Indicó que para la apertura fronteriza, prevista para este lunes 26 de septiembre, se espera la asistencia de funcionarios por parte del gobierno de Colombia y autoridades de Venezuela como el gobernador del estado Táchira, Freddy Bernal.

Indicó que aún se espera la confirmación del presidente Nicolás Maduro así como la del mandatario colombiano, Gustavo Petro.

“La apertura de la frontera es un hecho y tenemos que estar preparados a lo máximo”, aseguró.

Informó que Conindustria estará presente, con representación de la Federación Venezolana de Cámaras de Comercio y Producción (Fedecámaras) en Táchira.

Convenio

El vicepresidente de la Confederación Venezolana de Industriales anunció que para el establecimiento de relaciones comerciales se está hablando de la aplicación del Convenio Número 28, con el debido cumplimiento de todos los aspectos en cuanto a reciprocidad, equidad, complementariedad, seguridad e integridad.

“No solamente se trata de la entrada de productos colombianos a Venezuela, sino que también entre producción venezolana hacia el país vecino”, aclaró.

Resaltó que más allá de lo comercial, se debe recuperar la parte cultual, turística y de libre tránsito de transporte fronterizo de forma paulatina.

Comentó que en Venezuela existen algunas industrias, unas un poco más holgadas que otras, en capacidad de realizar exportaciones como la farmacéutica con productos terminados.

Recordó que de acuerdo al último boletín de coyuntura, la industria del país tiene aproximadamente 30% de su capacidad productiva.

“Queremos que exista reciprocidad, homologación en permisología y registros sanitarios en igualdad de condiciones, por lo que ya tocará ver cuáles son las necesidades de cada nación”, dijo.