VENEZUELA/ Consecomercio proyecta una mejora en el cierre del año como consecuencia de la disminución de restricciones para operar después de la pandemia. Indican que las cifras serán de recuperación porque han podido operar con mayor libertad

Las restricciones de crédito que tiene la economía venezolana inciden directamente sobre el comportamiento de las ventas del sector comercio que debe asumir un «Black Friday» al contado cosa que atenta contra las posibilidades de incremento de la actividad del sector.

Tiziana Polesel, presidenta de Consecomercio, señala que con el denominado «viernes negro» se inicia la temporada de compras navideñas y proyectan una recuperación al ser comparada con los dos años anteriores.

«Aspirábamos que fuera mejor y lo veíamos en el primer trimestre, pero luego se produjo una ralentización por razones como el contrabando, que mina la actividad del comercio formal que es el capaz de generar empleos de calidad y elevar los ingresos que dinamicen la economía», señaló Polesel.

Indica que el «Black Friday se planteó como un día en que los negocios lograran pasar sus cifras de de rojo a negro. Y eso es lo que se espera frente a un año irregular para el sector comercio».

Explicó la dirigente gremial que hubiese sido ideal «tener lo que pasa en otros países: Las compras a crédito. Eso no existe en el país. Eso es un freno a la actividad. Falta el crédito al consumo. No todo el comercio ha podido reponer los inventarios. Los comerciantes asociados a Consecomercio que no se sumaron argumentaron razones de inventarios. Los que sí pudieron buscan recuperarse de la ralentización».

Tiziana Polelsel habla del Black Friday como «una promoción especial a la que el comercio se adhiere según sus inventarios y la capacidad de responder a esa demanda». Sobre los resultados indica que es necesario «esperar el desenvolvimiento. Sabemos que hay algunos comercios que lo extenderán dos días más. Hay que tener claro que aquel pueda hacerlo lo haga y apostamos a la recuperación». Sin embargo no deja de llamar la atención sobre decisiones clave «para la recuperación estructural de la economía»