VENEZUELA/ El economista especialista en finanzas, Leonardo Buniak, Magíster en economía internacional y consultor en planificación estratégica, destacó que el sistema de pagos en Venezuela está muy perturbado porque no hay efectivo en bolívares y no hay papel moneda extranjera de baja denominación. “Está sufriendo un verdadero trauma porque  a pesar de ser bimonetaria tampoco tiene dólares al menudeo

Cuando el valor intrínseco de un billete supera su valor monetario, el billete tiende a desaparecer”

Advirtió que no está planteada una reconversión monetaria porque es financieramente muy costosa y no es viable en los actuales momentos. “No hay capacidad económica para volver emitir billetes”.

Además recordó que el Banco Central de Venezuela –BCV- está sancionado. “No vamos a encontrar billetes de buena calidad porque no hay un BCV que puede proveerlo como en el pasado porque está técnicamente sancionado”.

Buniak detalló que los billetes de dólar que están circulando en el país vienen de dos vías: sector privado y economía subterránea.

Destacó que en el ámbito tecnológico, Venezuela está en el puesto 49 de 195 países en el mundo en capacidad de cómputo de bitcoins “en un país que no tiene el electricidad, significa esto que en el mundo se genera por minería más o menos 900 bitcoins diarios y Venezuela tiene al menos 4 %, eso es más o menos $ 2 millones al día”.

“Esos bitcoins se están utilizando en Bodegones en toda Caracas a donde puedes ir transar y comprar con criptomonedas”, apuntó.

Al referirse a las cuentas en dólares en el país recordó que desde hace un año hay bancos que permiten depositar las divisas y desde enero otras entidades comenzaron a captar divisas en efectivo “y al cierre de último ejercicio la banca privada y pública venezolana acumula $ 224 millones en captaciones en efectivo”.

Explicó que actualmente se puede pagar  en un establecimiento con uso de biometría siempre y cuando el comercio tenga cuenta en el mismo banco con el mismo instrumento, igualmente se puede transferir a quien tenga cuenta en el mismo banco.

“No hay operaciones entre terceros, entre bancos, porque para ello se requiere una cámara de compensación en moneda extranjera”, acotó.

Buniak opina que actualmente hay capacidad suficiente para instrumentar una cámara de compensación en moneda extranjera, y podría estar lista muy pronto para esa realidad, pero el problema es que el sistema bancario es un ecosistema y está el BCV que no tiene esa capacidad operativa porque tiene que pasar por una modernización  de su cámara de compensación en bolívares y hacerlo en moneda extranjera”.

Y en cuanto a las transacciones con el exterior enfatizó que “eso si es un sueño porque tiene que pasar por la banca corresponsal que se ha alejado de Venezuela, no por las sanciones, sino por el riesgo reputacional”.