VENEZUELA/ Las industrias están en riesgo inminente de paralizar sus actividades, si no reciben un volumen suficiente y oportuno de gas licuado de petróleo, que es utilizado como combustible para vehículos y maquinarias industriales, alerta la Asociación Venezolana de la Industria Química y Petroquímica (ASOQUIM)

Advierten que actualmente la oferta de gas licuado es insuficiente para atender la demanda de la industria. Se calcula que, en promedio, el inventario existente en las principales empresas afiliadas, alcanza apenas para unos pocos días.  Los despachos que aún reciben las empresas son intermitentes e insuficientes.

Señalan  que tomando en cuenta que el sector químico tiene un impacto transversal en una gran cantidad de otras cadenas industriales aguas abajo, esta situación generaría un cuello de botella en casi la totalidad de cadena productiva y de comercialización que puede llevar a una paralización de las actividades. Este es un riesgo que en este momento enfrentan todos los sectores, debido a que no existe un combustible capaz de sustituir al gas licuado en el corto plazo.

Recuerdan que el gas licuado o GLP es el mismo que se comercializa en bombonas para el consumo en los hogares como gas para cocinar, y es a la vez un insumo esencial en los procesos industriales. Sirve para el funcionamiento de montacargas, que resultan indispensables para movilizar los productos y materias primas, o las unidades de transporte, necesarias para poder despachar la mercancía y abastecer el mercado.

El gas licuado se necesita también para el funcionamiento de comedores, especialmente en las empresas grandes y medianas.

Aseguran que si por falta de gas licuado, se interrumpe la producción y comercialización de bienes en el país, esto sin duda, terminará perjudicando a trabajadores y consumidores, por tanto hacemos un llamado a las autoridades para buscar alternativas que le permitan a la industria tener acceso al combustible requerido para seguir produciendo.