VENEZUELA/ El rubro salud fue uno de los pocos que registró una inflación inferior a 10% en el reporte del Observatorio Venezolano de Finanzas de la Asamblea Nacional; sin embargo, la sensación predominante entre los consumidores es de alarma, sobre todo por el elevado costo de los medicamentos.

Una simple revisión de redes sociales evidencia una situación muy complicada, especialmente en un país azotado por una prolongada crisis económica, donde un pensionado recibe un salario que, al cambio del dólar oficial, es equivalente a 0,81 dólares mensuales.

A pesar que, de acuerdo con diversos reportes, los denominados «bonos protectores», incrementan sus ingresos en 2 o 3 dólares, un sector vulnerable como el de los pensionados y jubilados no puede cubrir sus tratamientos.

Los testimonios sobre el impacto de los incrementos de los precios de los medicamentos son constantes. Por ejemplo, la doctora Ana María Patti escribió su cuenta de Twitter: «Estoy sumamente alarmada por el aumento de los Medicamentos, una caja de 10 de Amiodarona, fundamentalmente para muchas arritmias, 11 millones; 6 Tabletas de Azitromicina, 15 millones; 14 tabletas de una Atorvastina 20$, la mayoría de los pacientes, no pueden pagarlos».

«Si que es grave lo del precio de las medicinas, todo por encima de 8$ , abusan con los precios porque en otros países los costos en $ no son al nivel de acá», dice @Manuela01, quien se define como profesional luso venezolana.

Banca y Negocios hizo una consulta en 7 diferentes farmacias este sábado 9 de enero y los responsables entrevistados coincidieron en afirmar que todos los medicamentos aumentan mensualmente entre 40% y 70% sus precios en bolívares, en promedio, aunque hay fármacos que pueden subir más de 100%, como los tratamientos para padecimientos neurológicos o cardiovasculares.

Los valores de los medicamentos representan una amenaza severa para la salud de sectores vulnerables, reconocen los profesionales farmacéuticos, quienes señalan que más de 80% de los medicamentos disponibles es importado y la producción nacional es limitada e insuficiente.

Se han hecho esfuerzos por mejorar el suministro y los niveles de escasez, en general, se han reducido reportan los profesionales consultados; sin embargo, es consensual la opinión de que se deben tomar medidas de suministro preferencial de fármacos a ciertos sectores de la población, aunque, en general, son muy pocos los clientes que pueden pagar los costos actuales.

Luis Quiñones en su cuenta de Twitter señala que «Farmabien la Candelaria 10 capsulas de Amoxicilina 500mg, 9millones de Bs. Y otra marca de 12 capsulas 16 millones de Bs. 08/01/2021. Farmatodo aumentó Cetirizina 100mL de 3.300.000 a 5.080.000 de Bs de jueves para viernes».

Otra usuaria de Twitter, Tulia Evangelista, señala que «Un mentol 3 millones y las farmacias abusan en el cambio cuando uno paga en moneda extranjera. Aquí en San Cristóbal se maneja el peso colombiano y el dólar, te hacen un cambio para robarte sin pistola. No quedando otra opción que comprar los medicamentos, juegan con la salud».

– Dolarización engorrosa –

Los responsables de farmacias consultados por Banca y Negocios señalan que, en promedio, 75% de las transacciones se realizan en una combinación de dólares y bolívares; es decir, en las que el consumidor paga con dólares la mayor parte de la compra y utiliza el bolívar como complemento. Estiman que la tendencia es a una mayor dolarización en los próximos meses.

El problema -indican los farmaceutas- es la falta de billetes de dólar de baja denominación. En general, las denominaciones que se manejan con más frecuencia son 100 y 20 dólares. Ha habido un incremento de la entrada de billetes de 10 dólares, pero es «engorroso manejar el tema de los vueltos. Tenemos muchas quejas por eso», dijo una de las profesionales consultadas en una gran cadena de farmacias.

El fisiatra infantil José Navarro Aldana escribe en su cuenta de Twitter: «Ayer compre Nifedipina de 30 mg en Bs. 11 millones, y cada vez que no va a comprar dicho medicamento, varia el precio, pero en aumento. Los precios de los medicamentos van galopando como un caballo sin frenos. ¡AH MUNDO!».

– Los costos de la pandemia –

Los responsables farmacéuticos consultados sostienen que la demanda de medicamentos ha bajado, aunque en algunas categorías la caída es menor porque se corresponden con la atención de padecimientos crónicos. Los datos indican que el consumo farmacéutico se ha focalizado en elementos preventivos del contagio de covid-19.

La demanda de mascarillas tapabocas, a pesar de sus precios, ha subido más de 100%, según las fuentes, en los últimos 9 meses, a pesar de la proliferación de tapabocas de tela y de la reutilización muy poco recomendable de mascarillas desechables. La gente trata de protegerse como puede.

Los precios, según la calidad del producto, pueden variar entre 250.000 bolívares por unidad hasta 2.900.000 bolívares. Las caretas protectoras pueden llegar a cotizarse sobre los 8 millones de bolívares.

La adquisición de una presentación portátil de gel antibacterial representa un gasto que oscila entre 1.500.000 y 8.500.000 bolívares. La demanda de estos productos no ha crecido como cabría esperarse, debido a su costo. La mayoría de las personas optan por el uso directo de alcohol para desinfectar.

En promedio, los productos asociados con la prevención de la pandemia han aumentado más de 40% mensual desde marzo, indican las fuentes consultadas.