VENEZUELA / El presidente de Conindustria, Adán Celis, aseguró que en Venezuela podrían desaparecer al menos 1.000 empresas en menos de un año, en caso de mantenerse el ritmo económico que se ha implementado para evitar la propagación de la pandemia del Covid-19.

Durante su participación en el congreso internacional Tendencias Empresariales, Innovación y Emprendimiento, el líder gremial destacó que previo al desarrollo de la crisis sanitaria global dichas compañías operaban al 18% de su capacidad instalada.

Celis hizo especial énfasis en la necesidad de que se tomen medidas urgentes para hacer frente a las importantes pérdidas generadas por la paralización de las actividades económicas en el país. “Este factor se suma al colapso económico, la baja demanda, la hiperinflación y los otros factores que han impactado en la producción nacional”, añadió.

A lo largo de su ponencia, el presidente de Conindustria recordó que hace más de 20 años Venezuela superaba los 12.000 establecimientos industriales. No obstante, actualmente solo quedan alrededor de 2.200.

Culminó su intervención agregando que “Venezuela está pasando por una situación muy compleja y estos son los momentos en los que uno tiende a desmoralizarse, pero debemos ver en esto una oportunidad, porque ahora en Venezuela está todo por hacer”.