VENEZUELA/ “Ya tenemos varias quincenas padeciendo el pago. Siempre hay una novedad diferente. No nos dan respuestas concretas. Ya tuvimos un encuentro la semana pasada donde nos dieron una prórroga que entre el día jueves y viernes sería cancelada la totalidad de los trabajadores que quedaron por fuera, que son aproximadamente 1.800, y todavía nada que nos resuelven”.

Así lo expresó María Henríquez, una de las afectadas por la falta de pagos que sufren desde hace casi tres meses parte del personal del sector salud en el estado Guárico, tras la destitución de la antigua autoridad única, Rayner Rondón, por estar vinculada a la presunta desviación de fondos y hechos de corrupción durante su gestión.

Desde la sede de la Dirección Regional de Salud en San Juan de los Morros, donde realizaron una protesta pacífica, Henríquez manifestó que ya con la proximidad de una nueva quincena a finales de la semana en curso, continúan a la expectativa de si serán canceladas sus deudas por parte del ejecutivo.

“Ellos nos dicen que no es su responsabilidad, que es la Oficina Nacional de Presupuesto (ONAPRE) que no ha cancelado, que debemos seguir esperando entre jueves y viernes. Los que nos dicen es que debemos tener paciencia”, reveló.

Aparte, la enfermera Gisela Rivas, aprovechó para denunciar las condiciones precarias en las que se encuentra en la actualidad la emergencia de adultos del Hospital General “Dr. Israel Ranuárez Balza”, en especial las áreas de descanso para los profesionales.

“Los cuartos de enfermería están en condiciones deplorables para nosotros poder laborar y descansar en las noches. Los colchones desde que se inauguró la emergencia no sirven, están llenos de ácaros, no tenemos aire acondicionado por lo que debemos dormir en ropa interior porque no se aguanta el calor. Todos sabemos que una emergencia es prioridad para que el personal pueda atender a los pacientes y debemos descansar como lo manda la ley. Por eso pedimos el apoyo a este hospital, que es piloto en todo el estado”, determinó.

Por tal razón, los aquejados esperan que sus denuncias sean escuchadas por la autoridad entrante, Rosa Vásquez, para que no sea necesario iniciar un paro y que se vean afectados los pacientes de esta región llanera del país.