VENEZUELa/ El Tribunal Supremo británico aceptó este lunes en parte el recurso elevado por el líder opositor Juan Guaidó sobre si él o el presidente, Nicolás Maduro, deben controlar los lingotes de oro depositados en el Banco de Inglaterra, valorados en unos 1.600 millones de euros.

La máxima instancia judicial británica remitió el caso a la División Comercial del Tribunal Superior para que determine en última instancia a quién se autoriza la entrega del oro.

Por otro lado, consideró necesario evaluar si los dictámenes del Supremo de Venezuela en relación a la posición del líder opositor son nulos o no tienen efecto, por lo que pidió a la División Comercial del Tribunal Superior que lo establezca.

El proceso pasa a la División Comercial del Tribunal Superior, que debe determinar si autoriza o deniega la entrega del oro a la junta nombrada por Nicolás Maduro, que es la que interpuso inicialmente una demanda de arbitraje cuando el banco se negó a ejecutar su petición de liquidar las reservas.

El banco inglés se había negado a ejecutar esa petición por la posición del Gobierno británico favorable a Guaidó.

La junta del BCV designada por Maduro quiere vender cerca de 1.000 millones de euros de esos activos para transferirlos a la ONU a fin de adquirir equipamiento contra la pandemia de la covid.

Por su lado, el abogado de Maduro en Londres, Sarosh Zaiwalla, señaló que su cliente espera continuar con este caso a fin de demostrar que la junta del BCV es la única autoridad válida para lidiar con los activos venezolanos que están en el extranjero.