GUÁRICO/ La Federación Nacional de Ganaderos de Venezuela (Fedenaga), informó que la falta de diésel afecta el traslado de carne y lácteos a los frigoríficos, supermercados y mantiene entre 20 a 25 mil tractores paralizados.

“No tenemos diésel para los tractores, para los generadores de electricidad, para los sistemas de bombeo y para los vehículos de trabajo. No tenemos cómo trabajar para la siembra, las cosechas, no solo para la dieta de origen animal sino humano por la escasez de diésel”, dijo Armando Chacín, presidente de Fedenaga.

Destacó que producen 40% de la carne y 35% de los lácteos que se consumen en el país, y que si la problemática del combustible continúa, los anaqueles se verán afectados.

“Quizás haya inventario todavía en los supermercados por el bajo poder adquisitivo, sin embargo, ya están desapareciendo algunos rubros de los anaqueles. En el caso de la carne, no pueden salir de las unidades de producción a los frigoríficos por esta escasez”, mencionó.

Destacó que la industria y el campo deben unir fuerzas y no descartar la posibilidad de dialogar con quienes hoy se encuentran en el poder para lograr un cambio y mejorar la problemática actual.

Nosotros tenemos que resolver el tema de la alimentación y nos guste o no, los que están en Miraflores son la autoridad y es necesario buscar entendimiento y soluciones para que vuelva el trabajo del campo”, puntualizó.