GUÁRICO/ El estado Guárico  ocupa la posición número 7 en las tasas de violencia registradas en Venezuela, con un porcentaje de incidencia del 48,5% por cada 100 mil habitantes,  asimismo  los municipios que registran mayores actos de criminalidad y violencia destacan Juan José Rondón, Santa Maria de Ipire y Guayabal, según el informe presentado por Adrián González coordinador del Observatorio Venezolano de Violencia en Guárico (OVV Guárico).

Este informe fue realizado desde el mes de enero hasta el tres de diciembre del año 2020, y fue presentado durante una rueda de prensa, bajo la modalidad a distancia vía la plataforma zoom a las 10 am. Es conviene señalar que  la tasa más alta de violencia interpersonal es por parte de los entes policiales con un porcentaje del 42%  sobrepasando la delincuencial que abarca el 30%.

Adrian González destacó que son preocupantes los hechos violentos en los corredores espaciales, que conectan con la fachada caribeña o la Orinoquia colombo-venezolana de la entidad, convirtiendo a Guárico en foco de grupos armados que controlan las rutas de alimentos y de la droga, “y cómo estos  grupos de la delincuenciales puedan estar en reacomodo ante las nuevas limitaciones por el covid-19.”

Dentro del marco de violencia en las mujeres, se evidencio que, el 63% de las muertes violentas, son entre una edad comprendida de 50 años sin embargo el 80% de los homicidios fueron perpetrados por familiares y conocidos que usaron la fuerza física y solo el 25% de las muertes de las  féminas fue producida por arma de fuego.

La nueva extensión del observatorio Venezolano de Violencia (OVV), en el estado Guárico. Tiene como finalidad consolidarse con mayor fuerza en el país, y a nivel regional ser un ente mediador, consultor referente estadístico y cualitativo.  Además González manifestó su compromiso de apoyar a la sociedad civil y a las instituciones del Estado en el diseño de medidas, estrategias y políticas públicas, que contribuyan a mitigar las crecientes tasas de violencia registradas en la entidad.