GUÁRICO / Es difícil entender e inexplicable como a estas alturas  se permite que el sistema educativo Guariqueño esté en el estado en que se encuentra, la Escuela Básica Simón Rodríguez una de la mas importantes, ubicada en el barrio Guaicaipuro, sector Los Indios de Calabozo del municipio Francisco de Miranda.

Los docentes y representantes señalan que  sufren el abandono del régimen chavista regional que capitanea el señor Gobernador José Manuel Vásquez Aragurén, a pedazos se cae la infraestructura de la Escuela Básica Simón Rodríguez y cada día presenta peores condiciones para impartir clases. Mientras esto ocurre en la población de Calabozo, el sistema de gobierno que administra el Estado Guárico gasta millones de bolívares en propaganda publicitaria para decirle al pueblo que este es un gobierno que ha mejorado la calidad de vida  y destacan en su eslogan “TIENE CON QUÉ”  y si no, se refieren que trabajan en “EN CUERPO Y ALMA “ por los guariqueños mientras la realidad es otra.

Algunos padres de los alumnos señalan que la Autoridad Única Educativa muestra poco interés en resolver los problemas por los que atraviesa la educación en Guárico y mucho menos en la población Calaboceña, por lo que le hacen un llamado al presidente de la República Nicolas Maduro para que autorice una investigación profunda al municipio Francisco de Miranda para que observen la gravedad de la falta de gobierno que tiene el estado.

De acuerdo a información suministrada por la profesora Gladys Martínez, directora de la institución, destaca, que la parte más afectada son los techos, los cuales presentan graves filtraciones que se han visto empeoradas con la llegada de las lluvias, llevando incluso a los maestros a enseñar en la intemperie.

Les hacemos un llamado a las autoridades competentes para que por favor se aboquen al rescate oportuno de nuestra escuela. Nuestros niños son los más perjudicados,  porque nos hemos visto en la obligación de suspender las clases cada vez que llueve, ya que es mayor el agua dentro de los salones que fuera de ellos. La verdad es que la escuela parece una regadera, expresó.

De igual manera, Martínez exhortó a los entes correspondientes a que visiten la institución, y visualicen la grave problemática y sea solventada en su totalidad, para que así, los pequeños puedan recibir una buena educación bajo circunstancias adecuadas y aptas.

Por su parte, el representante José Figueredo dijo que se deberían destinar mayores recursos al sector educativo en el Estado y muy en especial a Calabozo, que es lo que va a garantizar el futuro del país.

Tantos problemas y no se vislumbran soluciones. Sin embargo, sí hay recursos para otras cosas de poca necesidad, recalcó Figueredo.