VENEZUELA/ La Misión de Observación Electoral de la Unión Europea dejó en evidencia a la dictadura de Maduro en su informe preliminar sobre los comicios regionales y municipales, al cuestionar el funcionamiento del sistema judicial.

“Nuestra misión ha podido constatar la falta de independencia judicial, la no adherencia al Estado de Derecho”, aseguró Isabel Santos, jefa de la MOE UE.

Asimismo, habló de las inhabilitaciones arbitrarias de candidatos por vía administrativa y la retirada de las tarjetas políticas a sus autoridades legítimas.

En cuanto a la libertad de expresión, Santos recalcó que las actuales leyes sobre medios de comunicación y sobre los delitos de odio «obstaculizaron la libertad de expresión y el derecho a la información».

Puntos rojos y violencia

Pese a que se había hablado sobre la prohibición de los puntos rojos en los centros de votación, la Misión de la UE reportó la existencia de estos dispositivos de control político en los 23 estados del país.

Por otro lado, también tomó nota de los ataques violentos en varias entidades del país y la muerte de un elector en el municipio San Francisco del estado Zulia.

«A pesar de esto, las elecciones se han implementado en mejores condiciones en comparación con procesos electorales anteriores. El CNE es visto como la administración electoral más equilibrada que ha tenido Venezuela en los últimos 20 años, lo que es clave para ir reconstruyendo la confianza en la vida política”.

El informe final será presentado a finales de enero con un análisis detallado y las recomendaciones para mejorar futuras elecciones.