VENEZUELA/ El diputado por el Gran Polo Patriótico (GPP), Jorge Rodríguez, fue designado este martes por mayoría absoluta como nuevo presidente de la Asamblea Nacional (AN), para el ejercicio 2021-2022, en el acto oficial de instalación y juramentación de los cargos que se llevó a cabo en el Palacio Federal Legislativo, en Caracas.

El evento se desarrolló tras las cuestionadas elecciones celebradas el pasado 6 de diciembre cuando fueron electos los diputados para el nuevo parlamento que ejercerá funciones en el periodo 2021-2026.

Asimismo, fueron elegidos Iris Varela como primera vicepresidente, Didalco Bolívar como el segundo vicepresidente, la secretaria Rosalba Gil y la subsecretaria Inti Inojosa, mientras que Diosdado Cabello será el jefe del «bloque de la patria».

Fernando Soto Rojas fue el director de debate accidental por ser el legislador más antiguo, según la tradición de las ceremonias parlamentarias.

Durante el debate, el diputado por el GPP, Jesús Faría, aseveró que el nuevo parlamento va a jugar un papel fundamental “en la defensa de la patria, de la soberanía y de los intereses del pueblo”.

En su intervención en el hemiciclo, manifestó que con la victoria del chavismo “el pueblo vuelve a la Asamblea Nacional”, al igual que los retratos del Libertador Simón Bolívar y de Hugo Chávez.

Nosotros execramos a los traidores de la patria, execramos a los golpistas, a los ladrones, de este recinto sagrado del pueblo venezolano”, expresó.

A su vez, el diputado Pedro Carreño enfatizó que con la instalación de la nueva AN, «el país vive un momento estelar, al dejar atrás una pesadilla de sinsabores, de guerra, de persecuciones”, cuando el parlamento dejó de lado sus competencias y atribuciones establecidas en la Constitución.

Por el lado de la oposición, intervino el legislador Javier Bertucci, quien se opuso a la propuesta de la bancada del GPP por considerar que era una imposición y abogó por mayor debate, diálogo y unidad. Indicó que en la directiva debían incluirse a miembros de la oposición, aunque no hizo ninguna proposición.

Por ello, Fernando Soto Rojas, indicó que la oposición «sigue sin proyecto histórico ni alternativo al proyecto bolivariano».

Las elecciones del 6 de diciembre en las que el chavismo recuperó el control del Parlamento fueron tildadas de «fraude» por el grueso de la oposición, encabezada por Guaidó, que como jefe parlamentario reclamó en enero de 2019 la presidencia encargada de Venezuela con reconocimiento de medio centenar de países, entre ellos Estados Unidos.

La legislativas de diciembre, que registraron una abstención que rozó el 70% en medio de llamados de Guaidó y sus aliados a no participar, tampoco fueron reconocidas por Washington y la Unión Europea, al considerar que no ofrecían garantías suficientes para la participación de la oposición.