VENEZUELA/ Maduro declaró de facto la congelación de los salarios desde marzo de 2022 pero no la congelación de precios, de allí que los precios hayan aumentado en 95 %, lo que constituye  “un acto de barbarie”, contra el trabajador venezolano, asegura el economista y miembro del Observatorio Venezolano de Finanzas, José Guerra.

Ratifica que los salarios de los trabajadores del sector público están congelados desde marzo del 2022, es decir que tienen 8 meses sin ningún tipo de ajuste, mientras que los precios se han encarecido en alrededor de un 95%.

“La única certeza macroeconómica que existe es que el bolívar se va a seguir depreciando, porque nadie lo desea; esto no se debe a una conspiración del imperialismo contra la moneda venezolana, no se debe a factores que tienen que ver con la crisis de las criptomonedas que no están funcionando, de que hay problemas de transporte para que lleguen los cargamentos de dólares al país, el problema fundamental es que los venezolanos repudian el bolívar, no quieren el bolívar, cundo reciben bolívares voltean y compran dólares, y esto se debe a que tenemos una inflación de 170 % anual, de manera que quien se queda con bolívares se arruina”, señaló el economista a través de VPITV.

El economista José Guerra ha venido alertando, que la política del BCV de intervenir en el mercado para frenar el tipo de cambio, es insostenible, debido a los problemas de ingresos del instituto emisor, pero además, porque han fracasado las políticas de la administración de Maduro para recuperar la confianza en el bolívar.