Agencia EFE- Humberto Calderón Berti ya no es más el representante de Juan Guaidó ante el Gobierno de Colombia. En una sorpresiva decisión,  el presidente del Parlamento, quien desde el 23 de enero es reconocido como presidente (E) por medio centenar de países, se lo comunicó a través de una misiva  en la alega «modificaciones en relación a nuestra política exterior a fin de lograr los objetivos trazados por nuestro Gobierno legítimo».

Lea que así está el país: Crisis en Venezuela

La comunicación se hizo pública al filo de la media noche de este miércoles y rápidamente generó reacciones en redes sociales y entre dirigentes políticos, por ejemplo Diego Arria, quien afirmó, a través de su cuenta de Twitter:  «Remover- despedir por carta a un venezolano de la talla de Humberto Calderón Berti es un error muy grande.Alegar modificación a la política exterior (?) del gobierno colegiado no es creíble para nada. Venezuela es la que pierde».

Esto llego para quedarse: Noticias Guárico

«Ni Guaidó, ni Borges dirán cuál es la verdad detrás de la destitución de Humberto Calderón Berti (…) son sus denuncias por el manejo irregular de millones de dólares. quieren un embajador …amigo», agregó el dirigente de Avanzada Progresista, Eduardo Semtei

Calderón Berti ha ocupado cargos de alta responsabilidad en su historial, entre ellos el de presidente de Pdvsa (1983-1984),  ministro de Energía y Minas (1979-1983), presidente de la Opep en 1980 y canciller de la República en 1992.

El ahora exrepresentante de Guaidó había pedido investigar  la polémica denuncia del «Cucutazo» es el nombre que se le dio a un reportaje de PanAm Post, que destapó el escándalo de corrupción en Cúcuta, la ciudad colombiana, y que protagoniza el equipo enviado de Guaidó, quienes se encargarían de atender a los militares desertores del gobierno de Nicolás Maduro, a través de fondos procedentes de la ayuda humanitaria.