GUÀRICO / La Guardia Nacional Bolivariana logra de nuevo dar un duro golpe al narcotráfico con la incautación de 670 panelas de cocaína y marihuana, arrojando un peso de aproximadamente de 518 kilos, distribuida en un vehículo de tipo gandola, durante un procedimiento efectuado en el PAC en la población del Municipio Julián Mellado en “El Sombrero” estado Guárico.

GNB captura alijo drogas en el Sombrero

La detención efectuada por la Unidad Antidroga fue de dos ciudadanos los cuales al parecer procedían del estado Táchira,  y tomaron como vía para el tráfico de drogas las carreteras del estado Guàrico. Al momento de su detención funcionarios de la guardia nacional se percataron del nerviosismo que presento el conductor del vehículo pesado por lo que procedieron a su revisión dando como resultado la incautación de este enorme alijo de droga. Realizado el procedimiento fue notificado a la fiscalía del Ministerio del Poder Público del estado Guàrico con competencia en materia de droga.

Cabe destacar, que los organismos penales aperturaron las investigaciones correspondientes con el fin de determinar si se trata de una banda nacional que buscaba operar en las inmediaciones del estado de allí que, los cuerpos de seguridad están trabajo coordinado a fin de atacar duramente al narcotráfico y a las bandas criminales.

Es Importante resaltar, que a pesar del estado de alarma y las restricciones de desplazamientos a toda la población esto no son impedimento para que los narcotraficantes  que pretenden intentar hacer uso de  seguir colando sus alijo de droga por el estado Guárico presumiendo que las Fuerzas de Seguridad están centradas en otras funciones relacionadas con la gestión del coronavirus y sus acciones pasen desapercibidas.

En cuanto a la región Guariqueña, esos intentos les han resultado fallidos y la Guardia Nacional Bolivariana logra dar un segundo golpe en menos de 24 horas con la incautación de las 670 panelas de cocaínas y marihuana, de esta  manera los guardianes del pueblo no descansan demostrando que la vigilancia de los grupos criminales no ha bajado a pesar de las circunstancias que vive el país.