GUÁRICO / Otro 1 de mayo transcurrió en Guárico y Venezuela, en protestas, trabajadores siguen luchando y levantando su voz de rechazo e indignación por las circunstancias tan dramáticas y pesarosas por la que viven junto a sus familias.

En este sentido el pasado domingo, gremialistas, sindicatos y la fuerza laboral tuvo presencia en la Plaza los Samanes, exigiendo una vez más salarios dignos y reivindicaciones laborales como cada año.

Dentro de los procesos de diálogos y diversas deliberaciones en el llamado Foro de Diálogo Social, consistente en un diálogo tripartito entre el gobierno nacional, organizaciones sindicales y el empresariado, Andrea Parra presidente de la CTV Guárico, en Concordandancia con la efeméride, hizo un llamado de unión y resistencia a los trabajadores y toda la fuerza laboral del Estado.

Fuerza laboral en Guárico trabaja y trabaja y no tienen nada

“Creemos en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, creemos en la Ley Orgánica del Trabajo y en los contenidos de la conquistas, a través de las convenciones colectivas del trabajo, esa es nuestra única arma para defender los derechos de los trabajadores y su familia. Debemos continuar trabajando en unidad y fortaleciendo nuestras organizaciones sindicales y no abandonar las luchas en la calles de Venezuela” dijo

Indicó que en este momento el gobierno de la República, está sujeto a tomar decisiones acordes con las recomendaciones del informe de la Comisión de Encuesta, aquí vienen una serie de reuniones bilaterales y se va a ir resolviendo la situación de los trabajadores.

Fuerza laboral en Guárico trabaja y trabaja y no tienen nada

“Llamamos a la unidad de los trabajadores, por la vía de esta queja que introdujo la OIT al sector de empleadores del país y luego nos adherimos a las organizaciones sindicale tenemos un problema grave con los mínimos, exigimos que tomen de referencia el artículo 91 de la constitución” alegó

Por otra parte, la Confederación De Trabajadores De Venezuela dirigió un comunicado “no podemos olvidar que Venezuela desde hace décadas ha estado buscando un cambio, una transformación de nuestra sociedad que abra los caminos a la prosperidad, al desarrollo económico y social y a la revitalización de la democracia y la libertad.”

Fuerza laboral en Guárico trabaja y trabaja y no tienen nada

Alegaron de forma metafórica “Pero un accidente histórico vestido de mesías transformó esas esperanzas en la tragedia que vive la mayoría de la población en todo el territorio nacional, con salarios miserables, los más bajos de todo el continente, sin seguridad social, sin prestaciones sociales, sin fondos de ahorro, sin respeto a la contratación colectiva, sin estímulos para el crecimiento profesional, el estudio y el mérito al esfuerzo. A lo que se le añade la debacle en los servicios más necesarios: salud pública, educación a los distintos niveles, agua potable, electricidad, vialidad, gasolina, gas doméstico.

Fuerza laboral en Guárico trabaja y trabaja y no tienen nada

Aseguran que “desde 2018 la administración de Nicolas Maduro ha sido sentada en el banquillo de los acusados por la reiterada violación a la libertad sindical, incluida la prisión de varios dirigentes sindicales, por negar los espacios para la consulta y el diálogo tripartito, y por decretar arbitrariamente ajustes de salario sin buscar la opinión y el consenso con empleadores privados y las organizaciones sindicales”.

Esta Organización argumenta “Pese a que la Organización Internacional del Trabajo (OIT) destina un buen esfuerzo en que el gobierno acepte las recomendaciones del informe de la Comisión de Encuesta, aún se encuentra reacio y remiso a abrir en verdad espacios reales para que se cumplan los convenios internacionales del trabajo que la República ha ratificado”.

Por último manifestaron desde la Confederación de Trabajadores de Venezuela (CTV) e interpretando el sentir de la mayoría de los trabajadores y su familia, asumimos el siguiente compromiso:

1. Proseguir la lucha por salarios y pensiones, ajustados a lo establecido en los artículos 89 y 91 de la Constitución. Para obtener avances y victorias es necesario impulsar una amplia unidad de todos, dejando a un lado protagonismos personales o agendas particulares.

2. Favorecer el diálogo social, como sustento de un modelo democrático de relaciones de trabajo que facilite la organización libre y autónoma de los trabajadores, las negociaciones colectivas, la solución concertada de los conflictos y la participación de los trabajadores en la distribución de la riqueza que crean con su esfuerzo.

3. Promover la unidad y el fortalecimiento de los sindicatos, y en especial acelerar todo lo necesario para la realización de elecciones sindicales que renueven las instancias directivas desde los sindicatos de base hasta el comité ejecutivo de la confederación.

4. Propiciar un cambio hacia el progreso, producto de un gran acuerdo nacional que saque al país de la profunda crisis económica y social, que acabe con el hambre y la delincuencia y que mejore nuestras condiciones de vida y de trabajo, para que nuestros hijos y nietos no se sigan yendo de la tierra donde nacieron y volvamos a ver el futuro con esperanza.

5. Construir una Venezuela productiva, apalancada en el impulso de una revolución industrial que eleve el producto nativo sobre el importado, diversifique la economía y genere miles de puestos de trabajo enaltecedor, con salarios dignos que garanticen la mejora permanente de la calidad de vida del trabajador y su familia, así como la protección de la salud y un sistema de seguridad social justo y eficiente.

6. Contribuir a la restitución plena del estado de Derecho y el respeto a la Constitución, mandato expresado en el punto 3 de nuestros Principios como central sindical, en un clima de pleno respeto a los derechos humanos y las libertades públicas.