VENEZUELA / Un total de 252 militares están siendo procesados por razones militares, de los cuales 180 se encuentran  privados de libertad, de acuerdo con el detallado balance dado a conocer por la ONG Justicia Venezolana a los medios de comunicación.

De acuerdo con las cifras dadas a conocer los detenidos por componentes revelan, Guardia Nacional, 42; Ejército, 40; Armada, 11; Aviación ,10; y sin información 47. Asimismo se indica que hay 32 militares con patologías que no están siendo atendidos.

Advierte la ONG  que la proximidad del fin de año los lleva a dar a conocer un balance del trabajo realizado, pero también a repasar la situación de los presos políticos militares en Venezuela, quienes no solo están afectados por una administración de justicia penal alejada de las más básicas garantías procesales, sino que además padecen precarias condiciones de reclusión.

En este primer acercamiento a las estadísticas de cierre de 2021, en la Organización No Gubernamental Justicia Venezolana les presentamos una infografía con los principales hitos del año.  Este material gráfico condensa las graves irregularidades que sufren los oficiales, las cuales combinan tanto las violaciones a sus derechos humanos, como al debido proceso.

La directora ejecutiva de la ONG, Lilia Camejo, refiere que al documentar y llevacasos de castrenses privados de libertad por razones políticas, así como monitorear la administración de justicia penal militar a lo largo de 2021, se encontró que poco o nada han hecho las autoridades encargadas, ya sea para brindar protección y seguridad a los presos políticos militares, o para cumplir las más elementales condiciones de reclusión.

Advirtió que los tribunales tampoco han hecho su parte, pues han perpetuado el  incumplimiento de las garantías procesales en los casos de los presos políticos militares.

Para Justicia Venezolana, es necesario seguir llamando la atención sobre las violaciones que se cometen en contra de los oficiales institucionales que se encuentran presos por razones políticas, en aras de preservar su salud y sus vidas, las cuales corren peligro por no recibir atención médica adecuada, permanecer en recintos carcelarios sin las condiciones, y además siendo sometidos a una serie de irregularidades en todas las fases procesales, con la intención de mantenerlos, de manera ilegal, en prisión.

Las cifras que muestra la infografía adjunta enmarcan la crisis de la administración de justicia en Venezuela, que incluye la militar, y también cómo se mantiene la política de Estado de menospreciar la vida de los presos políticos en el país, especialmente la de los castrenses.