VENEZUELA / Nicmer Evans, ex dirigente chavista, actualmente integrante de organizaciones de lucha política vinculadas al líder opositor Juan Guaidó y director del medio informativo Punto de Corte, fue detenido este lunes por agentes de seguridad del Estado que le hicieron entrega de una orden de aprehensión, en la que se explicaba que su caso está relacionado con la comisión de “delito de odio”.


La detención de Evans se produjo después de una primera incursión de agentes de seguridad del Estado en su residencia, por espacio de cuatro horas, donde se encontraban además de su esposa, su suegra y un hermano y abogado, Álvaro Herrera quien fue llevado a una sede policial en “calidad de testigo”.


Fuentes periodísticas, entre ellas el periodista Sergio Novelli, vinculan su detención con comentarios de Evans en una discusión a través de Twitter sostenida con el constituyentista, Fidel Madroñero, en relación con el contagio de Covid-19 del miembro del PSUV.


No a la incriminación

En este momento me están notificando. Esta es la orden de aprehensión. El tema es en relación con instigación al odio. Quiero dejar claro que el derecho consagrado de la libertad de expresión, la crítica a la acción política, la defensa y la resistencia ante la tiranía no puede ser considerada instigación al odio”, expresó Evans a través de un video que grabó al momento de ser notificado de su detención por los agentes policiales.

“Están en estos momentos los funcionarios en la puerta; voy a proceder a abrirla para entregarme y ver qué pasa. Pero sabemos muy bien: aviso para advertir que lamentablemente Venezuela vive la circunstancia una neodictadura, en donde los delitos se imputan sin ningún tipo de razón, sin ningún tipo de justicia.

Les digo a las personas que han trabajado conmigo hasta ahora, que sigan trabajando por la libertad de expresión, por la democracia y por la libertad; también al Movimiento Democracia e Inclusión, a la Plataforma Nacional de conflicto, y a Punto de Corte, así como a todas las instancias que están en estos momentos desarrollando una labor fundamental para la libertad en Venezuela. También sigo manteniendo mi posición de apoyo al presidente encargado Juan Guaidó, y a todos los países que están defendiendo el derecho…”, continuó.


Yo fui chavista, pero no para esto

Finalmente el politólogo, que figuró como uno de los principales ideólogos del PSUV durante el Gobierno de Hugo Chávez, expresó: “Yo fui chavista , pero nunca lo fui para esto ; yo fui chavista pero nunca lo fui para atentar en contra de la gente; yo fui chavista para que hubiese más libertad. Hubo un engaño, hubo un fraude y sobre ese fraude convoco a la gente a que nos unamos en función del restablecimiento de la democracia”. 


Evans recibe apoyos

Las redes informativas y sociales se han hecho eco, desde el anuncio de la detención del dirigente opositor, de expresiones de solidaridad provenientes de los distintos sectores, comenzando por el diputado Juan Guaidó, quien a través de Twitter escribió: “El régimen luego de secuestrar a su familia se lleva a Nicmer Evans como parte de la escalada represiva de un narcoestado. Rebelarnos ante la tiranía es un deber para que el sacrificio de quienes han sufrido la persecución no sea en vano».


Jorge Roig, expresidente de Fedecámaras, escribió: “Mi pensamiento e ideario es muy diferente al de Nicmer Evans lo cual celebro y de lo cual me nutro. Toda mi solidaridad con él, por el atropello a su libertad de expresión”.


Emilio Figueredo, director de Ecoanalítica: “Otro acto deplorable de la dictadura es que ahora estarían intentando secuestrar a Nicmer Evans, deseo expresar mi solidaridad con el que, proviniendo del chavismo, se ha unido a la lucha de todos los que queremos democracia y libertad en nuestro país.