VENEZUELA / En un país, donde la inseguridad alimentaria alcanza el 75 por ciento debido a la caída de la producción nacional, la escasez de gasoil afecta tres veces más a la población venezolana que la falta de gasolina, la cual es sumamente grave porque las refinerías tienen dificultades para funcionar.

Así lo registra el Consejo Ciudadano por el Combustible (Consecom), organización de la sociedad civil, afiliada a la coalición anticorrupción, que ha venido monitoreando la situación nacional.

En boletín informativo la organización de ciudadanos explica los hechos más impactantes de los meses de abril y mayo. Afirma que la falta de combustibles agudiza la emergencia humanitaria que enfrentan los venezolanos, reseña El Impulso

En un foro celebrado en línea por Consecom, Eugenio Montoro, de Gente de Petróleo, dijo que la falta de gasoil es uno de los problemas ocasionados por la politización de Petróleos de Venezuela, S.A. (Pdvsa), la desinversión en las refinerías y el despido de 22 mil trabajadores en el 2002.

Montoro detalló la empresa no sobrepasa el medio millón de producción de crudo y tiene dificultades para que sus plantas operen las 24 horas del día. Motivo por el cual requiere de ayuda técnica de otros países y personal de respaldo. Se pronunció por el otorgamiento de licencias de importación al sector privado, a fin de que se pueda traer el combustible.

Vicente Pérez, directivo de Fedeagro, confesó que desde el año pasado los productores del campo han tenido que recurrir al mercado negro, para adquirir gasoil y no perder las cosechas de invierno. Este año no han tenido acceso al mencionado derivado del petróleo y el desabastecimiento se notará dentro de cuatro a cinco meses. Para sembrar una hectárea de maíz se necesita de 80 a 100 litros de gasoil.

Leer nota completa en El Impulso